<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Santos Gómez
Columnista

David Santos Gómez

Publicado el 23 de abril de 2019

El desafío demócrata

El fin de la investigación de la trama rusa –y sus conclusiones mayoritariamente favorables a Trump– obliga al partido demócrata estadounidense a redirigir sus esfuerzos y a dibujar un nuevo mapa en su camino de regreso a la Casa Blanca. Aun cuando cabezas visibles del liberalismo, como Elizabeth Warren o Alexandria Ocasio-Cortez (AOC), insisten y exigen ir por la vía del impeachment, la realidad es que lo urgente va por otro lado. La colectividad necesita definir la estrategia con la que se enfrentará al multimillonario en noviembre del próximo año.

Los liberales estadounidenses pusieron sus fichas al informe Mueller y a la idea de que Trump podría ser procesado y destituido por conspiración criminal. Pero la investigación llegó a un puerto muy diferente y Trump celebró los resultados aun cuando se demostró su desprecio por la ley. Ahora, mientras la Casa Blanca acelera su batería de fuego camino a la reelección, la otra esquina apenas se recupera del golpe.

Los demócratas en este mismo instante son una pila de naipes mal barajada. Aparece un veterano, Bernie Sanders, apoyado por una entusiasta juventud que lo ve como el ícono de una nueva era liberal a pesar de sus 77 años; al lado de la ya nombrada Warren, muy a la izquierda del espectro y luego un popular Beto O’Rourke que se perfila como el abanderado anti-Trump. Para el gran público, sin embargo, el trío es demasiado alternativo, atrevido y progresista, para un imperio que se precia de su conservadurismo.

Aparece incluso un indeciso Joe Biden –el exvicepresidente de Obama– todavía con la resaca de no haberlo intentado en las primarias de 2016 por ser respetuoso de la candidatura de Hillary Clinton. Con 76 años, es también una apuesta arriesgada para una campaña que espera sostenerse sobre la idea de renovación.

La línea de partida está desordenada. Es cierto que no difiere demasiado de las primarias de cada cuatro años cuando aún no se han decantado las dos o tres apuestas que irán hasta el final. Sin embargo, lo más desafiante para los demócratas es que viven una época de urgencia y la unión discursiva parece más necesaria que nunca. Deben escoger el rumbo y no mirar atrás en un momento definitivo que no permite titubeos. Cualquier desliz los puede dejar golpeados de muerte con el racista de pelo platinado celebrando cuatro años más en el Salón Oval.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

JUANES

Recibirá homenaje en los Latin Grammy y lanzará nuevo disco en noviembre: “Más futuro que pasado”.

$titulo

ROBAN AGUA EN SANTA MARTA

En una ciudad con grave crisis de suministro de agua, hay redes criminales que la roban. Inaudito.