<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Juan José Hoyos
Columnista

Juan José Hoyos

Publicado el 27 de enero de 2020

EL PRÍNCIPE QUE HACKEÓ AL MULTIMILLONARIO

¿Hasta dónde puede llevarnos el espionaje digital? Es bueno hacerse esta pregunta en un país como Colombia donde año tras año se descubren operaciones ilegales de espionaje electrónico contra líderes políticos, magistrados de las altas cortes, parlamentarios, defensores de derechos humanos, dirigentes sindicales, abogados, periodistas...

Buscando una respuesta, leí como si fuera una novela el informe de la Organización de Naciones Unidas sobre cómo el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, logró hackear el teléfono del multimillonario Jeff Bezos, dueño de Amazon y del periódico Washington Post.

La historia tiene que ver con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, el disidente más famoso de Arabia Saudí, quien escribía para el Washington Post. En octubre de 2018, Khashoggi fue descuartizado dentro de la embajada saudí en Estambul. Según los investigadores, el crimen fue cometido por agentes de los servicios de inteligencia del gobierno saudí, por orden del príncipe heredero.

La historia también tiene que ver con el intento de chantaje contra el multimillonario por parte de National Enquirer, un periódico sensacionalista estrechamente ligado al gobierno de Donald Trump, que acabó por destruir su matrimonio.

El informe forense dice que los hechos se remontan al 4 de abril de 2018, cuando el príncipe Salmán invitó a Jeff Bezos a una cena en Los Angeles. Bezos y Salmán intercambiaron los números de sus teléfonos celulares. Esa misma noche, el príncipe le envió un mensaje a Bezos. El 1 de mayo, desde el número del príncipe, Bezos recibió por WhatsApp un archivo de video con un fotograma en el que aparecían una bandera saudí y otra sueca y un texto en árabe. A las pocas horas, su teléfono ―un iPhone X― empezó a funcionar de forma extraña y a enviar datos a un ritmo miles de veces superior al habitual.

Los días siguientes, la salida de información aumentó unas 300 veces más. Hubo días en que la salida de datos se multiplicó hasta más de 10 mil veces. Los técnicos que examinaron el aparato diagnosticaron que desde el teléfono del príncipe, hackers profesionales habían logrado acceder a los archivos y aplicaciones de Bezos. El video sospechoso fue enviado a través de un programa de descarga encriptado ―fabricado por la empresa israelí NSO― alojado en un servidor de WhatsApp. Arabia Saudí lo adquirió en noviembre de 2017 y lo usó para espiar a 30 figuras políticas del régimen a las que detuvo en una redada, acusadas de participar en un complot contra el gobierno. También lo usó para hostigar a los amigos del periodista Khashoggi.

En octubre, Khashoggi fue asesinado en la embajada de Estambul. Cuatro semanas más tarde, desde la cuenta del príncipe, Bezos recibió una foto con un mensaje en el que aparecía la imagen de una mujer entonces desconocida para el público: su amante Lauren Sánchez. El texto decía: “Discutir con una mujer es como leer un acuerdo de licencia de software. Al final tienes que ignorarlo todo y oprimir el botón del mouse para aceptar: de acuerdo”. En esa época, supuestamente en privado, Bezos estaba discutiendo con su esposa un acuerdo de divorcio. La noticia solo se conoció meses después, en enero de 2019, a través del National Enquirer. Bezos acusó al periódico de intentar extorsionarlo, amenazándolo con publicar fotos y mensajes de contenido sexual sobre su relación con Lauren Sánchez, para presionarlo con el fin de que el Washington Post dejara de investigar la muerte de Khashoggi y acusar al gobierno saudí.

El final es de comedia: NSO usó los servidores de Amazon Web Services, propiedad de Bezos, para alojar sus herramientas de software. Facebook, propietaria de WhatsApp, denunció a NSO por usar su plataforma para enviar el software malicioso.

Vuelvo a preguntarme: ¿Hasta dónde puede conducirnos el espionaje digital?.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

BOLSA DE COLOMBIA

La rectora del mercado de valores tuvo la segunda mayor recuperación de su historia: 13,28 %.

$titulo

PELEAS POR PAPEL HIGIÉNICO

No tiene sentido: el mercado ya se reabasteció. Invitación a que no haya agresiones por ese producto.