<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Felipe Vélez Roa
Columnista

Felipe Vélez Roa

Publicado el 28 de abril de 2020

El próximo paso

Este sería el momento para seguir las recomendaciones de Yuval Harari, quien escribió en una columna de prensa que “los políticos habían socavado de manera deliberada la confianza en las instituciones y que esta crisis era un buen momento para recuperarla. Una población bien informada es más efectiva que un pueblo ignorante vigilado por la policía”. Creo que no es responsable jugar al populismo y exigir medidas restrictivas como una cuarentena indefinida, el objetivo era aplanar la curva y evitar el colapso de los hospitales, lo razonable ahora sería reactivar la producción y el consumo para evitar el colapso de nuestra economía.

En un país como el nuestro, en vía de desarrollo, el aumento de solamente un par de puntos porcentuales del desempleo puede traer más muertes que la misma pandemia. El virus podría llegar a parecer inofensivo frente al hambre y la violencia que se podría desencadenar. Las personas más vulnerables, que viven de la economía informal o del rebusque, a las que la alcaldesa de Bogotá dice proteger, ya no tienen con qué vivir y solo piden que los dejen salir a trabajar.

Esta situación es inédita, nadie es dueño de la verdad absoluta, lo cierto es que varios países, incluido China, ya han retomado casi todas sus actividades habituales. Hay una línea muy delgada donde cualquier decisión que tome el presidente para evitar que se propague la enfermedad tiene repercusiones en la vida económica de las personas. Ahora, cualquier decisión que tome para aliviar los bolsillos de los colombianos podría aumentar el número de contagios.

El presidente Duque también llamó la atención de los bancos, que a mi modo de ver reaccionaron positivamente al principio, luego hicieron mucha publicidad sobre los alivios ofrecidos, pero ahora a pesar de que el gobierno ha garantizado casi totalmente los créditos que se requieren urgentemente para mantener la nómina; estos no llegan a las empresas que los necesitan. Los bancos deben acordarse que fueron esas mismas empresas y sus empleados los que los rescataron en la última crisis financiera y ahora les corresponde el turno. No hay mejor inversión que garantizar un mañana.

Las medidas de confinamiento se tomaron con prontitud y de la misma manera se debe asumir la reactivación. Ahora debemos evitar peores consecuencias y así como en medio de la cuarentena todos hemos aprendido a valorar cosas de nuestra cotidianidad que dábamos por sentadas y descubierto otras tantas muy valiosas durante el encierro, ojalá sea también el momento para que los gobernantes dejen de sacar provecho de las necesidades y las carencias de las personas para obtener réditos políticos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

GORDA DE BOTERO

La más famosa y querida escultura de Medellín cumplió treinta y cinco años en el Parque de Berrío.

$titulo

NARCOSUBMARINOS

Seis colombianos en EE. UU. confesaron haber traficado diecinueve toneladas de coca en estas naves.