<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Santos Gómez
Columnista

David Santos Gómez

Publicado el 27 de agosto de 2019

El retorno
de los que
nunca se fueron

El Estado Islámico no ha muerto y piensa demostrarlo de dos formas. Una está en curso y la otra está por venir. Ambas estrategias, por supuesto, aparecen atravesadas verticalmente por el terror.

Lejos del poderío y la publicidad que lograban sus acciones hace un par de años, ahora el EI o el Daesh, se sabe en repliegue, derrotado en muchas de las ciudades que antes eran consideradas capitales o estandartes de su califato. Sin embargo, está muy lejos el momento en el que se pueda anunciar su fin como torpemente declaró Donald Trump. La agrupación radical tiene poder de fuego y capacidad para cometer atentados en territorio africano, asiático y europeo.

Como primera estrategia para demostrar su actividad, el Daesh ya aprovecha el reacomodamiento talibán en medio de las negociaciones de paz entre estos y los Estados Unidos y ha incrementado su presencia en zonas abandonadas que, como parte de las concesiones en la mesa de diálogo, han quedado acéfalas. Washington, convencido de que para final de año podría abandonar Afganistán y la que se ha convertido en su guerra más larga de la historia, ahora se cuestiona la viabilidad de salir de un país en ruinas que podría ser cooptado rápidamente por el califato.

El segundo camino del retorno de EI es atentar a gran escala. En Irak, en Afganistán, en Paquistán y, por supuesto, en Europa. Repetir masacres como las que sembraron de pánico y sangre las principales capitales antes de que termine el 2019. El peligro latente ha sido reconocido, incluso, por Naciones Unidas en un informe reciente que alerta sobre la fuerza de choque de la agrupación. El dinero que le entra al Daesh, aunque disminuido si se compara con 2014 o 2015, aún es considerable y se enfocará en ataques que recuerden su vieja estrategia.

En una lucha que los extremistas afrontan sin prisa y Occidente se apresura por cerrar, los primeros llevan ventaja. Es esa paciencia la que les ha enseñado que para los medios masivos algunas víctimas valen más que otras. Que mientras los muertos sean iraquíes o afganos o paquistaníes el mundo considerará superado su terror. Por eso ahora volverán a los viejos métodos. Saben al detalle lo que necesitan para recuperar la iniciativa en el discurso y obtener los primeros minutos de un noticiero o la foto de la primera plana.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

CRHIS FROOME

El ciclista británico vuelve a la competencia, luego de ocho meses de retiro por una lesión.

$titulo

PIRÓMANOS Y SUS ESTRAGOS

A lo largo y ancho del país, ya son varios los incendios provocados, en plena sequía y con grandes daños.