<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Rocío Arango Giraldo
Columnista

Rocío Arango Giraldo

Publicado el 04 de junio de 2019

Emprender: una alternativa de inclusión

Comenzaré por decir: es la mejor salsa vinagreta que he probado en mis casi 33 años de vida. Mi opinión es la de una comensal satisfecha, no la de una crítica culinaria, me reconozco como visitante inusual de la cocina de mi casa. Pero la salsa vinagreta de aguacate y maracuyá de “Lauracate”, descresta a todas las personas que la prueban. Cuando conocí a Laura, llevaba puesto un collar de colores, original como todos los artistas, ella estudia Gastronomía en una prestigiosa escuela gourmet de Medellín.

“Lauracate” es una exitosa emprendedora de “ventitantos” años, y es amiga de Sebastián, uno de los primeros creativos del Estudio de Diseño “La Casa de Carlota”, y ambos son amigos de Sara, emprendedora de “TQM Creativo” y actriz de teatro de la Compañía “El Grupo”. Ellos tres, como adultos, son unos de los cada 800 bebés nacidos vivos en el país con Síndrome de Down. Según la ONU, “Todavía no se sabe por qué ocurre esto”, así que dejemos la ignorancia de pensar en la condición como un castigo de Dios, o decirles “mongólicos”, o tratarlos como niños toda la vida.

Quiero hablar de estas tres personas y de otros casos en Medellín, en los que el emprendimiento es el camino elegido por ellas y sus familias, para ser incluidas social y económicamente. Al día de hoy, he podido identificar cerca de diez casos en los cuales el emprendimiento es una alternativa de inclusión para una población sin oportunidades, más allá de asistencialismo o de ponerlas a vender “manillitas”.

No tengo nada en contra de las personas que hacen “manillitas”, pero sí de los programas de gobierno y entidades sociales, que se limitan a apoyar emprendimientos que les dan a la gente si acaso para el diario. Resultado: el 80 % de las iniciativas mueren el primer año. Los casos que les he contado nacen de aprovechar las capacidades y no las discapacidades, y de generar valor agregado, no lástima.

Con la platica que se gastan en esos programas para “repartir pobreza”, hacen más gracia si atraen empresas como Specialisterne, que presta servicios de tecnología con personas autistas, o si le compran a cualquiera de los emprendimientos mencionados. Incluso, si piensan juiciosamente en programas focalizados en esta población dándoles un pequeño capital semilla.

España es el país del mundo con mayores avances en inclusión laboral de esta población, y solo el 5 % de personas con síndrome de Down en edad de trabajar está trabajando. Tristemente en Medellín, entre los mayores empleadores de personas con síndrome de Down, son las bandas criminales quienes se aprovechan de que no las judicializan y las ponen de “carritos” (a llevar droga), o de “campaneros” (a alertar cuando viene la policía).

¡Bienvenidos todos los emprendimientos que son alternativas reales de inclusión, de generación de riqueza y bienestar para las personas! ¡Como sociedad, apoyemos a través de la compra de sus productos a personas que hacen inclusión emprendiendo!

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

MUSEO DE ARTE MODERNO

Hoy abre al público la exposición “Dan Flavin, Espacio y Luz”, organizada con la Dia Art Foundation.

$titulo

EDUARDO ANDRÉS MERCHÁN P.

Capitán de la Policía, sancionado por la Procuraduría por la violación de una teniente de la institución.