Juan José Hoyos
Columnista

Juan José Hoyos

Publicado el 03 de marzo de 2019

EN MEMORIA DE HELÍ RAMÍREZ

Dicen los periódicos que el poeta Helí Ramírez murió el pasado 20 de febrero. Que su muerte apenas se conoció seis días más tarde cuando un familiar suyo hizo el anuncio en un encuentro de poesía. Que sus cenizas fueron esparcidas por su hermano Jorge en una playa de Arboletes, en un lugar elegido por el poeta.

Hubiera querido ser capaz de recibir esta noticia con la misma fortaleza con que él recibía esta clase de anuncios, pero no estoy hecho de su mismo acero. Entonces lloro sin lágrimas y pienso: Helí se fue como vivió, solo y en silencio.

“El silencio es / mi caleta para propios y extraños” decía. “De la soledad no se habla. / Hablar de la soledad / Es hablar del alma / Y del alma no se habla”.

Viene a mi memoria el día en que lo conocí, en 1975, por la misma época en que los poetas Elkin Restrepo y Carlos Castro Saavedra estaban a punto de publicar su primer libro ―“La ausencia del descanso”― en la Editorial Universidad de Antioquia. Esa tarde leímos juntos varios poemas... “El pavimento de las calles del barrio / hoy amaneció como un espejo / y en él peino los cabellos / de mi desespero”.

Hasta ese momento, Helí era un joven desconocido del barrio Castilla que no era consciente de lo que escribía, a pesar de que ya había llenado en silencio tres mamotretos de muchas páginas y estaba a punto de cumplir 25 años. Además, no recordaba cuándo había empezado a escribir. Cuando apareció el libro, se dijo: “¿Cómo así que yo dizque soy poeta?”. La sorpresa no fue solamente suya, sino de su familia, sus amigos del barrio y sus compañeros de la Universidad Autónoma. Nadie sabía que él escribía, ni él posaba de escritor.

Su libro, para nosotros, fue el comienzo de una larga amistad que se consolidó en la revista Acuarimántima, junto a José Manuel Arango, Elkin Restrepo y Víctor Gaviria. La revista publicó sus poemas y, cuatro años más tarde, su segundo libro: “En la parte alta abajo”. Un libro raro, en el que las historias cotidianas de los barrios populares de Medellín son contadas por una voz nueva, usando el mismo lenguaje que hablamos, como nadie lo había hecho:

“La colina es de cuatro o cinco cuadras / en adobe pelado el frente de las casas... / Encima del barrio hay un puente sobre la quebrada esa / bajo ese puente a más de uno le han dado en la cabeza / y nadie ha dicho que ha visto espantos o ha oído quejidos / En la ciudad a los espantos les da miedo salir”.

Desde entonces vi mi ciudad con otros ojos. Después aparecieron “Cortinas corridas” (1980), “Golosina de sal” (1988), “La noche de su desvelo” (1991), “La luz de acá se hace de la oscuridad de aquí” (1991) y “Para morder el cielo” (1999). A ellos hay que agregar “Canción para cobijar tu cuerpo” ―un libro perdido― y una novela inédita: “Un espía en la sopa”. Los libros cambiaron la vida del muchacho del barrio Castilla y su voz se escuchó dentro y fuera de Colombia.

Harían falta muchas páginas para contar la dura y hermosa vida de Helí. “Con toda sinceridad, no tengo nada agradable que recordar de mi infancia”, decía cuando hablaba de Gustavo y Conrado ―su padre y su abuelo― asesinados por bandoleros conservadores en Sevilla, corregimiento de Ebéjico, cuando él todavía era un niño. “Yo siempre vivo perseguido por la muerte. Sí, nací con el viento en contra. Así asumí la literatura... Y mi vida”.

Me basta decir que hoy, sin él, siento que las calles de mi ciudad están más solas. Adiós, hermano del alma.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    BARRIO CARLOS E. RESTREPO
    El vecindario del occidente de Medellín organizó con éxito sus Días del Libro. Ejemplo para la ciudad.

    $titulo

    ATLÉTICO NACIONAL
    En una de las peores campañas de los últimos años, el equipo paisa decepciona a sus hinchas.