The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 23 de marzo de 2019

James Comey: Lo que quiero del informe Mueller

Por James Comey *

redaccion@elcolombiano.com.co

El país espera con impaciencia el informe del abogado especial Robert Mueller. Muchas personas saben lo que quieren que diga, lo que sienten que simplemente debe decir, a saber, que Donald Trump es un delincuente que debe ser destituido de su cargo. O que es completamente inocente de todas las fechorías.

Pero no todos saben lo que “tiene que” decir. Aunque creo que Trump es moralmente incapaz de ser presidente de Estados Unidos, no estoy alentando a que Mueller demuestre que es un criminal. Tampoco estoy alentando a Mueller para que “despeje” al presidente. No estoy a favor de nada en absoluto, excepto que se le permita al abogado especial terminar su trabajo, presentar acusaciones en cualquier caso que justifique cargos e informar sobre su labor.

Los ataques constantes del presidente Trump contra el abogado especial, el Buró Federal de Investigación y el Departamento de Justicia en el transcurso de los últimos dos años elevó la posibilidad de que interferiría para detener la labor del abogado especial. Es profundamente preocupante que el presidente de EE. UU. trataría de protegerse a sí mismo atropellando a las instituciones de justicia. Pero él no ha utilizado su autoridad para ponerle fin a la labor de Mueller. (Esa habría sido una crisis de orden diferente - detener la investigación en lugar de simplemente tratar de menospreciar su credibilidad). Así que estamos en posición de preguntarnos y tener esperanzas sobre el contenido del informe.

Preguntar está bien. Pero esperar una respuesta particular no lo es. El estado de derecho depende de una administración justa de la justicia, que está arraigada en una investigación completa e imparcial. Estamos mejor servidos cuando una investigación encuentra todos los hechos relevantes e ilumina la visión más completa posible de la verdad.

No tengo idea en cuanto a si el abogado especial llegará a la conclusión de que Trump a sabiendas conspiró con los rusos en conexión con las elecciones de 2016 ni que obstruyó la justicia con la intención corrupta requerida. Tampoco me importa. Sólo me importa que la labor se pueda completar bien. Si es así, la justicia habrá prevalecido y los valores centrales americanos han sido protegidos en un momento en el que gran parte de nuestro liderazgo nacional ha abandonado su compromiso con la verdad y la ley.

Estoy apoyando una demostración al mundo, y tal vez más que nada a nuestro presidente y sus facilitadores, de que Estados Unidos tiene un sistema de justicia que funciona porque hay personas que creen en él y se elevan por encima del interés personal y el tribalismo. Ese sistema puede llegar a conclusiones que les gusten o no, pero la administración apolítica de la justicia es el corazón que late en este país. Espero que todos podamos ver eso. Los intereses de la justicia también serán mejor servidos por máxima transparencia sobre la labor del abogado especial. Yo no sé todas las consideraciones que entrarán en la decisión de qué decir sobre la completación de esa labor y cuándo decirlo. Pero dado que el Departamento de Justicia es guiado primero y siempre por el interés público, debería ofrecer detalles sobre investigaciones completadas cuando el público necesita saberlo, como lo ha hecho tradicionalmente.

Sí tengo una esperanza que debo confesar. Espero que Trump no sea impugnado y destituido de su cargo antes del final de su período. No quiero decir que el Congreso no deba seguir adelante con el proceso de impugnación gobernado por nuestra Constitución, si el Congreso cree que los hechos comprobantes están ahí. Simplemente espero que no lo haga. Porque si Trump fuera destituido de su cargo por el Congreso, una porción significativa de este país lo vería como un golpe de Estado, y eso alejaría a esas personas aún más del centro común de la vida americana, fracturando a nuestro país aún más profundamente.

Los críticos de Trump deberían esperar algo mucho más difícil de distorsionar, o contemplar como queja, que un juicio político. Necesitamos un resultado electoral contundente en 2020, donde los estadounidenses de todas las tendencias, por más divididos que estén por cuestiones de política (inmigración, armas, aborto, cambio climático, regulación, impuestos) sacan un momento de sus ajetreadas vidas para demostrar que están unidos por algo aún más importante: la creencia de que el presidente de EE. UU. no puede ser un mentiroso crónico que ataca la ley repetidamente. Entonces podremos volver a los desacuerdos políticos. Solo espero que seamos capaces.

* Exdirector del FBI

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    WALTER VARGAS ALZATE
    Ciclista de El Carmen de Viboral, quedó campeón de la Vuelta a Uruguay. Tercer colombiano en lograrlo.

    $titulo

    ATLÉTICO NACIONAL
    Perdió el domingo con Rionegro Águilas, colero del campeonato. Decepciona y aburre a sus hinchas.