<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
María Clara Ospina
Columnista

María Clara Ospina

Publicado el 22 de enero de 2020

JUICIO POLÍTICO
A TRUMP

Ha comenzado el impeachment contra Donald Trump, que es “la acusación formulada contra una persona que ocupa un alto cargo público, por delitos cometidos en el desempeño de sus funciones”. Dicha acusación es generalmente instaurada por la Cámara de Representantes y oída y juzgada por el Senado.

Esta forma constitucional de juzgar a los empleados públicos no es única de los Estados Unidos. Existe en muchos países, como Colombia, Francia, Noruega, Irlanda, Rusia e India, ente otros. En Brasil, por ejemplo, el impeachment fue usado en el 2016 en contra Dilma Rousseff, quien fue retirada de la presidencia por 367 votos a favor de su impechment y 137 en contra. Lo mismo ocurrió, también en el 2016, a Park Geun-hye, primera mujer presidenta de Corea del Sur.

Según la Constitución de Estados Unidos, la Cámara de Representantes hace y aprueba la acusación, para que luego el Senado juzgue. La Constitución especifica: “Cuando se reúnen (los senadores) con ese propósito, estarán bajo juramento. Cuando el presidente de los Estados Unidos es el juzgado, el presidente de la Corte Suprema de Justicia presidirá y no podrá ser condenado sin la concurrencia de dos tercios de los miembros presentes”.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia actúa, específicamente, como garante de imparcialidad, mas no como juez. Podrá dar opiniones, aunque estas pueden ser ignoradas por los senadores.

Tres presidentes estadounidenses han sido juzgados en el Senado: Andrew Johnson (1868), Bill Clinton (1998) y, ahora, Donald Trump. Cabe recordar que en 1974 la Cámara de Representantes quiso iniciar un impeachment contra el presidente Richard Nixon por el caso de espionaje político conocido como “Watergate”; sin embargo, Nixon presentó renuncia antes de que esto ocurriera.

Un impeachment es un juicio puramente político. Donde el presidente, en este caso Donald Trump, será juzgado por los senadores de los dos partidos: sus partidarios, los republicanos, y sus opuestos, los demócratas.

Aunque en las últimas elecciones los republicanos, por unos pocos escaños, perdieron la mayoría en la Cámara, aún la conservan en el Senado por 5 miembros, lo que hace poco probable que el juicio allí resulte en un veredicto de culpabilidad contra el presidente republicano.

Al contrario que en Colombia, en Estados Unidos la disciplina de partido es una tradición y un hecho. Para cualquier republicano sería un suicidio político apoyar una condena contra el presidente electo por su propio partido. Menos, por una débil acusación como la actual contra Trump, por “mal uso del poder”, con pruebas que no convencen a nadie. Pero, en política todo puede pasar. Sin embargo, es claro que Trump es un adversario excepcional y que por estos días ha mostrado su sagacidad política.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

CASA DE LA LITERATURA

Fue inaugurada el pasado sábado en el barrio San Germán, de Medellín, al servicio de la comunidad.

$titulo

HARVEY WEINSTEIN

El otrora poderoso productor de cine de Hollywood fue condenado por delitos de abuso sexual.