<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 18 de junio de 2019

La niebla de la guerra

Por David González Escobar
Universidad Eafit
Ingeniería Matemática y Economía, sem. 5
davidgonzalezescobar@gmail.com

Imágenes que antes solo podían ser concebidas en la imaginación o en la memoria logran tomar vida por medio de la animación, una técnica subvalorada en el mundo del cine. En el caso de la película japonesa Grave of the Fireflies (1988), este poder fue utilizado para revivir un sombrío y poco publicitado momento histórico: el de ciudades enteras ardiendo espectacularmente con sus habitantes huyendo en total desasosiego, todo como resultado de una campaña de bombardeos por parte de las Fuerzas Áreas de Estados Unidos, cuyo principal objetivo era debilitar la moral de Japón atacando a su población civil.

Seita y Setsuko, protagonistas de la película, siguen un trágico camino que culmina en su muerte por inanición tras quedar huérfanos por el incendio de Kobe, en un destino parecido al de entre 241.000 y 900.000 japoneses durante los bombardeos.

Los documentales, usando mecanismos distintos, también permiten evitar que ciertos recuerdos queden olvidados. The Fog of War (2003), una extensa entrevista a Robert McNamara - quien fue gerente de Ford, secretario de Defensa de EE. UU. durante la Crisis de los Misiles y la Guerra de Vietnam y presidente del Banco Mundial- logra reconstruir parte de lo que ocurrió detrás de las flotas de aviones B-29 que asediaron los cielos de Kobe y otras ciudades japonesas.

McNamara, saliendo de ser un reputado profesor en Harvard, aplicó sus conocimientos analíticos en las Fuerzas Aéreas para hallar el método de bombardeo más eficaz para acabar rápidamente con la guerra: bombas incendiarias arrojadas a baja altitud que se propagaran por las casas de madera que componían los cascos urbanos japoneses.

“Si hubiéramos salido derrotados, habríamos sido juzgados como criminales de guerra”, admite McNamara en el documental. “¿Qué provoca que sea inmoral en la derrota y aceptado en la victoria?”.

Detrás del montón de pequeñas trágicas historias que dejan las guerras, que son gigantes para quienes las viven, hay decisiones fríamente calculadas tomadas por personas muchas veces ajenas a ellas. Siempre habrá alguien que las promueva, siempre alguien que las justifique. En la victoria, siempre habrá quien por ellas se llene de gloria.

Sin embargo, jamás se debe olvidar: ¿cuántos Seitas y Setsukos hay por cada McNamara?.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

FESTIVAL ALTAVOZ MEDELLÍN

La ciudad se llena de diversos tipos de música en varios escenarios, con 69 bandas programadas.

$titulo

SHINJI AOBA

Detenido por la policía de Japón como presunto causante de un incendio que provocó 33 muertos.