<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 15 de mayo de 2021

La pandemia nos hizo depurar nuestra lista de amigos

Por Kate Murphy

Mientras otras personas hacían acopio de papel higiénico y frijoles el año pasado, Sheldon Cohen se preparó para la pandemia confeccionando una lista de familiares, amigos y colegas con los que quería estar en contacto regular durante lo que temía, con razón, sería un largo periodo de aislamiento. Cohen, profesor de Psicología en la Universidad Carnegie-Mellon, ha dedicado gran parte de su carrera a estudiar la relación entre los vínculos sociales y la salud, y la idea de que mantener relaciones es, como dice, “bueno para todos”.

Sin embargo, algunas relaciones son mejores que otras. Así que Cohen trató los cerca de 800 contactos de su teléfono como un conjunto de datos y clasificó a las personas según diversos criterios relacionales, emocionales y de comportamiento para llegar a una lista de 50 individuos, clasificados según la frecuencia con la que deseaba interactuar con ellos y la frecuencia con la que creía que ellos querrían saber de él.

El hecho de que un contacto recibiera una llamada telefónica al cabo de unos días o un mensaje de texto o correo electrónico tras algunos meses dependía de la posición de esa persona en la jerarquía. Dice Cohen que “el modo en que defines un vínculo social determina quién entra en la lista y lo significativos que son para ti”.

Todos hemos hecho cálculos similares durante la pandemia. ¿Estas personas me agradan lo suficiente para incluirlas en mi burbuja? ¿Puedo soportar otra hora feliz de Zoom con la gente de mi club de corredores? ¿Vale la pena el riesgo de viajar a la boda de mi excompañero de apartamento?

El año pasado nos ha obligado a todos a reflexionar sobre la naturaleza y la fuerza de nuestros vínculos sociales. Aunque nuestra cultura nos ha animado a acumular amigos, tanto en línea como en el mundo real, como si fueran puntos, la pandemia ha puesto al descubierto la distinción entre la cantidad y la calidad de las conexiones. Hay personas a las que ansiamos ver y otras a las que es un alivio no ver. La conciencia total solo se hará evidente cuando podamos volver a reunirnos con seguridad y las invitaciones se extiendan, o no. Puede que nuestra vida social y nuestro yo social no vuelvan a ser los mismos.

Rachel Ernst, por ejemplo, se unió a un grupo de otras seis personas solteras en la zona de la bahía de San Francisco al comienzo de la pandemia. Aunque al principio no los conocía bien, ahora los considera sus mejores amigos, gracias a sus profundas conversaciones sobre la vida, la muerte, la fe y la justicia, en lugar de la charla social más superficial a la que se había acostumbrado antes de la pandemia.

Las investigaciones del psicólogo evolutivo Robin Dunbar demuestran que los seres humanos tienen capacidad cognitiva para albergar solo de cuatro a seis amigos íntimos. Se trata de las personas del nivel superior de su red social, por las que siente mayor afinidad y cariño y que requieren interacciones diarias o semanales para mantenerse. En ese grupo suele estar tu pareja sentimental y quizá un par de familiares.

¿Sabes quiénes son tus verdaderos amigos?

Más abajo en la jerarquía están los amigos en los que inviertes cada vez menos atención y, por tanto, tus vínculos se vuelven más tenues. Sin un cierto grado de contacto regular, estos amigos de segundo y tercer nivel pueden caer en el terreno de los conocidos. Dado que tenemos tiempo y energía emocional limitados, las redes sociales son un juego de suma cero. Si se añade un amigo, de manera inevitable cae otro en la clasificación.

No es de extrañar que las investigaciones demuestren que solo la mitad de nuestras amistades son mutuas. Es decir, solo la mitad de los que creemos que son nuestros amigos sienten lo mismo por nosotros. Pero normalmente tardamos en darnos cuenta.

Los amigos no surgen de la nada. Hay que esforzarse. Y parte de eso es darse cuenta de quiénes te hacen sentir cómodo y conectado, y quiénes te hacen sentir agobiado e incómodo, como esos tacones de aguja o los trajes de negocios que llevabas antes de la pandemia y que ahora te preguntas cómo aguantaste

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

CAMPEONES EN SUIZA

Richard Carapaz y Rigoberto Urán, campeón y subcampeón de la Vuelta a Suiza que acabó el domingo.

$titulo

RAMIRO ANDRÉS RIVERO Á

Juez penal de Bucaramanga, aseguró en una audiencia que la Policía Nacional se convirtió en “un grupo terrorista”.