<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Invitado
Columnista

Invitado

Publicado el 09 de abril de 2022

La universidad humanista

Por Carlos Andrés Roldán - redaccion@elcolombiano.com.co

El profesor Fernando Savater escribió recientemente en Twitter que no hay específicamente asignaturas “humanistas”, sino que todas las asignaturas deben ser enseñadas de un modo humanista. En otras palabras, somos los docentes y las universidades quienes estamos llamados a ser humanistas. Pero... ¿qué significa esto?, ¿es el humanismo la verdadera vocación de las universidades? Puede que así sea y con mayor razón en nuestros tiempos.

La mayoría de universidades con una trayectoria importante tienen un núcleo de formación transversal a todos los programas, con una oferta de cursos que pasan por la ética, la formación en artes, literatura, historia, entre otros. Con estos cursos normalmente se pretende brindar a los estudiantes una experiencia más integral de la educación y desarrollar en ellos competencias tales como la del pensamiento crítico y reflexivo, las habilidades comunicativas, la creatividad y sensibilidad, el análisis de contextos políticos y culturales; en fin, competencias para la vida en sociedad y el ejercicio profesional. Sin embargo, esta formación debe estar más en el centro del proyecto educativo de toda universidad y no depender exclusivamente de un grupo de cursos obligatorios, sino del ethos mismo de la vida universitaria.

El humanismo consiste en poner al ser humano en el centro. Existe una extensa polémica en torno a la vigencia del humanismo ilustrado o de su fracaso en la historia contemporánea, pero existe también consenso en la necesidad de una formación humanista que permita mantener la vida humana en condiciones de dignidad, libertad, justicia, equidad, sensibilidad, ética, integridad, creatividad, audacia, solidaridad, responsabilidad y conservación del medio ambiente y de otras especies. Tiene razón Savater al sugerir que una asignatura no forma en el humanismo, pero sí lo hacen profesores y universidades que le apuestan a una formación humana que crea valor para la sociedad y que la transforma por la vía ardua de la educación.

Las discusiones y realidades humanas y sociales más álgidas pasan hoy por la vida universitaria. Estudiantes y profesores amenazados por pensar o decir cosas que incomodan al poder legal o ilegal, la posibilidad de acceder o no a la educación, el sentido de la vida propia y la de los otros, la creatividad como el mayor capital humano, las emociones y su relación con nuestras decisiones y los retos para conservar la democracia en medio de las crisis son diálogos que ya nos trazan una agenda urgente para la reflexión humanista en las universidades.

El filósofo francés Paul Ricœur decía, pensando en la ética, algo que quisiera usar para definir qué es el humanismo hoy: “tender a la vida buena, con y para otros, en instituciones justas”. El humanismo, entonces, es un proyecto colectivo que pretende disponer de las capacidades humanas para el progreso común. Por esto, el talante de la universidad es ser humanista

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas