<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Francisco Cortés Rodas
Columnista

Francisco Cortés Rodas

Publicado el 29 de junio de 2021

La verdad y el perdón

En el “Encuentro por la Verdad: reconocimiento de responsabilidades sobre secuestro por parte de la antigua guerrilla Farc-Ep”, realizado el pasado 23 de junio, presidido por la comisionada Marta Ruiz y el padre Francisco de Roux, estuvieron los excomandantes Rodrigo Londoño, Pastor Alape y Carlos Antonio Lozada, y del lado de las víctimas: Íngrid Betancourt, el diputado Armando Acuña, Diana Daza, Ángela Cordón, Helmuth Angulo, Carlos Cortés y el ganadero Roberto Lacouture.

Fue un evento desgarrador, doloroso, en el que se narraron las historias más terribles sobre el secuestro. Las víctimas contaron lo que significó la pérdida de su libertad, la humillación vivida por permanecer encadenadas, el dolor producido por el aislamiento y el desconocimiento de la situación de sus familiares y amigos.

Es muy difícil, casi imposible recuperarse de experiencias como el secuestro, porque su violencia humilla y destruye el universo simbólico y político del individuo, restringe su capacidad de acción, elimina o deteriora la autonomía de su voluntad y genera una asimetría entre quien sufre la violencia y los demás. El secuestro es, además, una negación de la ciudadanía. “El secuestro”, dijo en otra ocasión Íngrid Betancourt ante la Comisión de la Verdad (CV), “es el peor de los crímenes porque los une a todos, es el descuartizamiento de la dignidad, la usurpación del nombre y de la voz, es la anulación del ser humano, el asesinato de la identidad porque la persona muere lentamente” (14.09.2020).

De otro lado, los excombatientes de las Farc manifestaron su decisión y resolución de continuar con el compromiso adquirido al firmar el Acuerdo de Paz: satisfacer el derecho de las víctimas a la justicia, ofrecer verdad a la sociedad colombiana, reparar a las víctimas, contribuir al logro de una paz duradera, y buscar el perdón. Rodrigo Londoño lo expresó así:

“Nos presentamos aquí con la decisión sincera de pedir perdón por todas las conductas que reconocemos y aquellas ligadas a ellas. [...] Esperamos que alguna vez puedan perdonarnos por el incalificable daño infligido. Y Pastor Alape añadió,

“No hay justificación para el dolor causado”, “cometimos un grave crimen, [...] pido perdón por el secuestro”.

En este momento crucial de estos procesos de verdad y justicia, las víctimas y la sociedad les exigen más a los excomandantes, como lo dijo Betancourt en su intervención, “creo que les faltó compasión”. Pero se debe tener en cuenta que el perdón es algo muy subjetivo, resultado de un proceso que necesita tiempo y disponer de circunstancias favorables. Estos encuentros, en los que una concepción restaurativa de la justicia se está desplegando en el espacio público, muestran un camino para la superación de las consecuencias negativas de la violencia y la guerra, se busca en ellos, mediante la justicia y el perdón, superar la situación de daño producida por los actos criminales, para así poder volver a construir el mundo de las relaciones humanas. En este sentido, el trabajo de la CV es absolutamente necesario para que la guerra no se repita

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

YANETH LONDOÑO

Se convierte en la primera mujer que preside la Junta Directiva de la Andi en Antioquia.

$titulo

MINAS ANTIPERSONA

Más de 650 militares han sido víctimas de estos artefactos tras la firma del acuerdo de paz.