<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Escobar Arango
Columnista

David Escobar Arango

Publicado el 25 de septiembre de 2022

Los atemporales

Querido Gabriel,

Jugaban con las ideas como los niños con los juguetes. Estuvieron todo el día conversando sobre proyectos, logros e ilusiones. Ante lo asombroso, que para ellos era potencialmente todo, se lanzaban preguntas llenas de curiosidad; pasaban las horas y no parecían cansarse. Estábamos en la bellísima ciudad de Arles, que primero fue celta, luego romana y, desde hace varios siglos, muy francesa. Caminábamos, ya al final de la tarde, cuando se adelantaron unos metros y pude verlos a contraluz, enmarcados por las sombras de la noche y las luces recién encendidas del centro histórico. Ambos hombres, de más de 75, y una mujer cercana a los 70 años se aproximaban al sol poniente con pasos pausados y seguros. ¡Cuánto nos falta para llegar a ser así de jóvenes!, comentamos con un amigo.

Terminando la cena, uno de ellos propuso: “¡Pero tenemos que empezar a hacer más cosas juntos en educación, música, teatro y cultura!”. Todos asentimos, ¿qué más se hace frente a esa contundente energía de quienes no tienen edad? Hablemos de los atemporales, personas cuya mente, cuerpo y espíritu parecen contradecir el tiempo y la biología. ¿Conversamos sobre esa gente admirable ante la cual, cuando nos dicen cuántos años tienen, solemos quedar sorprendidos y desafiados?

Los atemporales no son los personajes de una nueva película de súper héroes. Son seres normales que viven, como dice el diccionario, “fuera del tiempo o trascendiéndolo”, personas con sentimientos y modos de pensamiento siempre contemporáneos. Tienen, como escribió Simone de Beauvoir, “pasiones suficientemente fuertes como para evitar recluirse en ellos mismos”.

Ser atemporal es una mentalidad, no un resultado de la lotería de la genética. El trabajo con sentido y las buenas amistades parecen ser fundamentales a medida que avanzan los años. Espíritu joven, decían en la casa de mi abuela. ¿Será que ahí está la clave, en no vivir atrapados en el pasado? Una colega hace un chiste que me encanta: “Se actualiza cada noche como las aplicaciones del iPhone”. Tal vez sea así de claro, los atemporales no cargan los años, sino que aprenden de ellos y “se dejan informar cada mañana por el potencial que emerge del futuro”, como dice Catalina Mesa.

Ser atemporal requiere, además, un estilo de vida, una actitud ante el cuidado de la propia salud. El espíritu joven prefiere un cuerpo sano para expresarse. Un atemporal se vuelve dueño de su salud y piensa en el largo plazo. “Somos cuerpo”, escuché por ahí. Quienes trascienden el tiempo también cuidan su salud mental. Viven con humor, saben reír a carcajadas, no se toman nada, ni siquiera a sí mismos, demasiado en serio. Dejan el ego en el cajón de los recuerdos, están “más allá de la culpa y la adulación”, como lo describió Jane Ellen Harrison.

Conversemos, finalmente, sobre cómo convertirnos nosotros también en seres atemporales, porque los hay de todas las edades. Te propongo provocar la tertulia con esta idea de Simone de Beauvoir, que decía que la solución frente al envejecimiento es “siempre perseguir fines que nos den un sentido, que nos generen devoción hacia individuos, grupos o causas, sociales, políticas, intelectuales o de trabajo creativo”. Devoción, qué bonita palabra; caminar con devoción, gratitud, compromiso y reverencia ante la vida; allí podría, quizás, encontrarse el secreto que buscamos 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas