<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 16 de julio de 2019

Machu Picchu está en peligro innecesario

Por SONIA GOLDENBERG

El pueblo andino de Chinchero, que se encuentra sobre el valle de Urubamba, es uno de los paisajes más hermosos que existen. Las majestuosas terrazas hechas por los incas se extienden hacia la vasta meseta. Los campos de quinoa, amaranto, papa y maíz forman un tapiz de tonos verde, rojo y dorado. Vistas panorámicas de los picos nevados conocidos como Apus, el nombre dado a los espíritus de las montañas en la mitología inca, dominan el horizonte.

Pero el presidente Martín Vizcarra está decidido a destruir este lugar sagrado. Las excavadoras comenzaron a abonar el terreno para un aeropuerto internacional en Chinchero en enero. Esta dudosa aventura dañaría irreparablemente el corazón de la civilización inca. Sus antiguos sitios arqueológicos y su rica flora y fauna serían interrumpidos por el ruido, el tráfico, la contaminación y la urbanización descontrolada.

Es desconcertante por qué cualquier persona elegiría construir un aeropuerto “internacional” de varios millones de dólares en este idílico lugar en lo alto de las nubes. A casi 12.400 pies, 1.500 pies más alto que el aeropuerto de Cusco, a unas 20 millas de distancia, sería uno de los aeropuertos comerciales más altos del mundo. Las montañas que rodean Chinchero, por no mencionar la niebla, los vientos cruzados y las tormentas de granizo comunes en estas alturas, pueden hacer que el aterrizaje y el despegue sean peligrosos.

Una avalancha de artículos en revistas científicas y de viajes han condenado el proyecto. Cerca de 200 arqueólogos, historiadores y antropólogos peruanos e internacionales han enviado cartas a Vizcarra instándole a cancelar el proyecto. Incluso el exministro de cultura, Ulla Holmquist, firmó la petición de Change.org en contra.

El clamor global no es sorprendente; La antigua ciudadela de Machu Picchu, que se encuentra en la región del Cusco, fue elegida como una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo en 2007. Es un raro ejemplo de arquitectura extraordinaria del paisaje inca. Fue construida hace seis siglos y posteriormente abandonada. Luego, un explorador estadounidense, Hiram Bingham, lo redescubrió aún intacto en 1911. El sitio atrae a 5.600 visitantes extranjeros diariamente, más del doble de los 2.500 recomendados por la Unesco. El nuevo aeropuerto podría cuadruplicar a los turistas, de 1,5 millones por año a 6 millones, lo que significaría una carga letal de 22.000 visitantes al día, o casi 10 veces el límite establecido por la Unesco.

La Unesco ya no puede permanecer inmune a un creciente coro de indignación mundial. Debe agregar a Machu Picchu a la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro hasta que Perú cumpla con su compromiso de preservar la reliquia más grande de antes de la conquista de las Américas.

La idea de construir un aeropuerto en Chinchero se remonta a 1980, cuando un destacado senador y terrateniente de Cusco con vastos territorios cercanos convenció al presidente Fernando Belaúnde de la necesidad. Belaúnde casi muere durante un vuelo de observación en 1981. Según el piloto, el coronel Jorge Manrique, el proyecto fue desechado después de la cuasi-tragedia. Pero la aspiración de un aeropuerto en Chinchero pegó. Vizcarra respaldó el tonto proyecto en 2018 como una forma de obtener apoyo en el sur de Perú, donde su índice de aprobación es bajo.

En lugar de otro aeropuerto, Perú debería desarrollar prácticas de turismo sostenibles e invertir en infraestructura para hacer a estos lugares más accesibles.

Perú es una cuna de civilizaciones antiguas, junto con Egipto, Mesopotamia, China, India, Guatemala y México. Pero parece que los peruanos se ven motivados para arruinar en una generación lo que los conquistadores españoles no pudieron destruir en 300 años de reino colonial. Apenas a tres cuadras de la plaza principal de Cusco, en lo que una vez fue la capital del Imperio del Sol, un monstruoso hotel de siete pisos fue construido, en flagrante violación de la ordenanza de patrimonio cultural de la ciudad, al frente a las oficinas locales del Ministerio de Cultura

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

PARQUE EN LA SEBASTIANA

Un nuevo parque deportivo en el barrio La Sebastiana, de Envigado, al servicio de la comunidad.

$titulo

PEDRADA HIERE A PASAJERA

Una pedrada desde el puente Madre Laura a un vagón del Metro causó heridas a una pasajera.