<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 23 de marzo de 2020

Melancolía en tiempo de coronavirus

Por Tatiana Betancur Quintero

Universidad de Sabaneta, Unisabaneta
Facultad de Derecho, semestre 6
tatiana.betancur.410@unisabaneta.edu.co

Llega la noche, y vuelven esas reflexiones de madrugada que el afán de la vida, por el cansancio del cuerpo había abandonado por completo. Ha sido una pausa obligatoria en nuestras vidas. Un recuento de lo realizado da como balance que se ha perdido tiempo en batallas innecesarias.

De haber sabido que era la última vez que se vería a ciertas personas en mucho tiempo, se hubiesen escogido mejor las palabras, para que quizás no fueran las últimas que resonarán en sus cabezas en tiempos de soledad, silencio y latente crisis.

Elegir el cómo te recuerdan, es proyectarse positivamente en la vida de las personas, impactar más allá del odio y del resentimiento, porque así se odie ese positivismo tóxico, en los tiempos de melancolía es eso lo que reprocha el recuerdo.

Es tiempo de reflexión sobre las relaciones duraderas, qué tan firmes se prolongan en el tiempo, cuando el último instante de contacto físico fue lo que permitió la agenda de ocupaciones vagas en épocas de modernidad, mas no el hecho de la voluntad de las partes para una vinculación que trascendiera el momento.

Nos desacostumbramos a las sorpresas, alta traición al niño interior; pensar que ayer se procrastinaba la vida y hoy nos sorprende. Las horas se hacen largas, no se pueden aprovechar como se quisiera, el fantasma del pasado arroja melancolía de momentos no vividos; ahora estamos solos, confinados a espacios que en teoría guardan relación con nuestros estándares de comodidad, esto, reservado a quienes tienen poder adquisitivo, pero que, a fin de cuentas, no son más que un montón de bienes materiales intrascendentes carentes de sentido en la medida en que se nos extinguen valores preciados e ignorados como libertad y vida.

Que los sentimientos que invadan sean de melancolía y de pereza de quedarse en casa, hace pensar qué afortunadas son algunas personas frente a otras que, dadas sus condiciones socioeconómicas, hoy no pueden ver más allá de la necesidad de techo, comida y abrigo, en un sistema de desigualdad, de altos índices de pobreza y violencia; ojalá la reflexión alcance para permitirse el compartir con quienes ganan el sustento diario sin condiciones laborales dignas.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

INDUMIL

Con gran ingenio, la Industria Militar vuelca esfuerzos a producir equipos para atender la crisis.

$titulo

CIUDADANO AGRESOR

Sospechoso de tener coronavirus escupió a 8 policías que lo conducían al hospital, en Sabaneta.