<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Aldo Civico
Columnista

Aldo Civico

Publicado el 12 de febrero de 2022

Mentalidad paradójica

¿Cómo pasar la página de la polarización? Parece que la imposibilidad de comunicar entre diversos sea un destino ineludible, como si la humanidad viviera en una amnesia generalizada de su vocación a la comunicación y al diálogo. Es como si viviéramos embrujados, privados de la curiosidad de cómo otros ven y viven el mundo, como si nuestro mapa mental fuera el único legítimo. ¿Qué nos pasó que vivimos paralizados por el miedo hacia el otro, la diversidad, a tal punto que parece satisfacernos solo una sociedad uniforme y monocolor? Me pregunto, ¿de verdad tenemos tan poca curiosidad que únicamente queremos escuchar a quienes reflejan nuestras mismas opiniones, ideas, visión?, ¿no nos parece pobre, insignificante, una vida sin la riqueza de la diversidad?, ¿qué nos ha pasado que en lo diverso solamente vemos a un enemigo para atacar y aniquilar?

Hace unos días estuve en Rubí, en las afueras de Barcelona, para compartir una tarde con mi amigo Enric Corbera, quien en la vigilia de la pandemia que puso en jaque a la humanidad escribió el libro Crisis, ¿estás listo para crecer? Aunque hace solo algunos años que, por serendipia, nos conocimos en Monterrey, parece que nuestros espíritus se hayan frecuentado durante toda una vida, y hasta quizás en vidas anteriores. Por eso coincidimos en lo que nos decía, ya hace unas décadas, el sabio Albert Einstein; que la ilusión de que cada uno de nosotros es solamente un ser separado del resto es una cárcel de la cual debemos liberarnos para poder “aumentar nuestro círculo de compasión para abarcar a toda la naturaleza”. No se trata solamente de experimentar la alteridad, sino de ser conscientes de nuestra unidad. Despertar a esta realidad es desarrollar la habilidad de vivir desde los complementarios; es renunciar a vivir en un conflicto permanente y, en cambio, favorecer la integración para así llegar a un equilibrio emocional. Se trata, primero que todo, de sanar los conflictos que habitan nuestro interior; es decir, de no vivir en la polaridad, sino trascendiendo los opuestos, pasando a su comprensión. Ama a tus enemigos.

Por eso Enric Corbera nos provoca con su invitación a desarrollar una mentalidad paradójica, que se enfoca en aceptar más que en rechazar porque, como escribió Ken Wilber, “la capacidad de enfrentar la paradoja es señal de fuerza espiritual y uno de los signos más inequívocos de madurez”. ¿Será esto lo que nos falta hoy, madurez, es decir, la capacidad de aceptar y de fluir con la incertidumbre, la habilidad de cuestionarnos y de practicar la auto-indagación? Entonces, ¿no será que hoy nos conviene esforzarnos en abrir nuestra mente y voluntad para escuchar las cacofonías de la vida?, es decir, ¿para dejar de excluir y, en su lugar, tener la capacidad de mantener a la vez varios puntos de vista, para llegar a reconocer y apreciar? ¿Cómo cambiarían nuestras sociedades, y nuestra experiencia en ellas, si diéramos este salto de consciencia? 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas