<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 10 de septiembre de 2019

Morir por un color

Por Susana Salazar Serrano

Universidad Pontificia Bolivariana
Comunicación - Periodismo, semestre 7
susanasalazarserrano@gmail.com

Como colombiana, desde pequeña he vivido y disfrutado cada uno de los goles de nuestra selección y he llorado junto a ellos en las derrotas, como cuando por primera vez logramos llegar a cuartos en el Mundial de Brasil 2014 y por un partido mal pitado, tal vez, nos quedamos con la ilusión.

Pero más allá de ese amor por nuestro equipo puedo decir que poco sé de fútbol y poco podría hablar en cuanto a temas técnicos. Sin embargo, hay una situación que nos debe preocupar a todos y que, a pesar de girar en torno a estos encuentros deportivos, poco tiene que ver con estos.

Desde que tengo memoria he oído hablar de las “barras bravas” y las peleas que día a día se presentan en los partidos de fútbol; en las noticias es muy común ver que antes o después de algún encuentro deportivo hay enfrentamientos entre bandos, unos que van desde golpes hasta heridas con armas blancas. Si bien las alcaldías de los municipios han tratado de controlar estas situaciones con campañas de respeto y fraternidad, todavía se siguen viviendo.

Estas barras surgieron por primera vez en Colombia en 1987, cuyo fin era animar de manera más efusiva a sus equipos, pero de eso ya no queda nada. Ahora los enfrentamientos se dan sin razón alguna y por el simple hecho de poseer una camisa de otro color. He tenido la oportunidad de hablar con barristas y ni ellos mismo saben cómo explicar el porqué de sus actos, se excusan con un simple “ellos nos provocaron”. Ahora se forma una gran pelea por un robo de un “trapo”, como lo llaman ellos, pues representa el honor de su equipo, pero más que defender ese tal honor, lo que hacen es dejar mal a un grupo de jóvenes que se la suda día a día en las canchas de fútbol para representar bien el nombre de una región o un club.

Estas situaciones lo único que demuestran es la intolerancia que se vive en el mundo del fútbol, donde gente inocente muere por llevar una camisa de un color en un lugar “equivocado”. Ningún acto de violencia debe ser justificado, y hasta que no comprendamos eso, seguiremos viendo las mismas noticias después de cada partido.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

PATRICIA ARIZA
La dramaturga ganó el Premio Nacional a las Artes y las Letras, que entrega la Universidad de Antioquia.

$titulo

MOTA-ENGIL
Firma portuguesa contratada por el Gobierno Santos para construir megacolegios, denunciada por incumplir.