<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Felipe Vélez Roa
Columnista

Felipe Vélez Roa

Publicado el 21 de enero de 2020

¿NAVEGAR EN EL RÍO MEDELLÍN?

Competitividad e innovación son dos capacidades fundamentales para que haya crecimiento económico que, para mí, es la fórmula que nos permitiría superar las brechas sociales y lograr el país que todos queremos, El estado entonces, desde todos sus niveles se debería preocupar por aumentar la competitividad y fomentar la innovación.

En competitividad se han hecho grandes esfuerzos para mejorar la conectividad vial. Estamos superando atrasos históricos con las autopistas 4G y debemos ser ambiciosos, como lo mencionaba en una columna anterior, con un megaproyecto que puede marcar una diferencia en nuestro desarrollo como es el Ferrocarril, Bien dice Alfonso Vergara, autor de Inteligencia del territorio, Supercities (2016), en su informe de la superciudad de Medellín; que pronto desbordaríamos el territorio del área metropolitana, por lo cual deberíamos fortalecer las conexiones con otras ciudades para consolidar las dinámicas económicas.

En materia de innovación llevamos algo de ventaja como región, Hemos hecho una apuesta por una ciudad innovadora, contamos con instituciones como Ruta N y ahora se pondrá en marcha el Centro para la Cuarta Revolución Industrial que buscará desarrollar políticas públicas y adaptar las barreras regulatorias de los retos que plantea la innovación, como es el caso de las plataformas de movilidad como Uber o la posibilidad de otorgar concesiones por más de treinta años, lo cual permitiría que hubiera más alianzas público-privadas, entre otras.

Sin embargo, la innovación también es importante para mejorar la calidad de la vida, Las obras públicas deben tener siempre como fin la forma en que mejorarán la vida de las personas.

El sábado leía un artículo sobre la navegabilidad del río Medellín, y veía cómo la discusión se centraba en la imposibilidad técnica de tener un sistema de transporte masivo en el río sin considerar las consecuencias que podría tener este proyecto. No deja de ser inspirador imaginarnos a nuestra ciudad cruzada por un río con embarcaciones turísticas o recreativas en sus aguas. Tener nuestro río limpio requeriría que limpiáramos nuestras quebradas y que no hubiera vertimientos de ninguna clase. Sus efectos positivos serían invaluables para la sostenibilidad ambiental, para la calidad de vida, para el turismo y para el desarrollo inmobiliario a lo largo de su cauce.

Necesitamos mejorar nuestra competitividad y nuestra calidad de vida con originalidad. Atrevernos a pensar diferente tiene muy buenos frutos, tal como sucedió con las escaleras eléctricas de la comuna trece o los metrocables que se han replicado con tanto éxito, tengamos en cuenta que siempre habrá quien diga que no se puede, que no hay recursos o que los proyectos no se pueden sacar adelante.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

GORDA DE BOTERO

La más famosa y querida escultura de Medellín cumplió treinta y cinco años en el Parque de Berrío.

$titulo

NARCOSUBMARINOS

Seis colombianos en EE. UU. confesaron haber traficado diecinueve toneladas de coca en estas naves.