<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 08 de noviembre de 2019

Necesitamos el optimismo de Walter Mercado

Por Isvett Verde

Fui transportada de regreso a mi infancia en Florida cuando la noticia de la muerte de Walter Mercado, un querido astrólogo puertorriqueño, se extendió por Internet el domingo. De repente pude escuchar el despertador de radio de mi padre interrumpiendo el silencio de la mañana y las paredes de nuestras habitaciones a todo volumen, sacudiendo a la casa despierta en lo que parecía una hora impía.

Me vi a mí mismo moviéndome a través de mis rituales matutinos: cepillarme los dientes, vestirme para la escuela, desayunar al ritmo de la banda sonora de un programa de entrevistas matutino que consistía principalmente de dos hombres discutiendo sobre la política cubana, con las predicciones del horóscopo del Sr. Mercado esparcidas entre segmentos.

Esperaba a que llegara mi signo, Cáncer. “Tus amigos se multiplicarán hoy, y Marte encenderá tu casa de la pasión”, decía. Me subía al auto de mi madre con gusto, lista para conquistar el mundo. Si eres latinox y creciste entre las décadas de 1970 y 1990, el Sr. Mercado probablemente también fue un elemento fijo en tu hogar.

Seguramente ha habido otros astrólogos latinoamericanos, pero ninguno tan venerado o fabuloso. Él desafió la categorización. “Era nuestro Oprah, el Sr. Rogers, Liberace y asesor espiritual, todo en uno”, dijo Cristina Costantini, codirectora de un próximo documental sobre el Sr. Mercado. La suya era una marca de astrología gentil y decididamente positiva. En aquellos días solo nos teníamos a nosotros mismos o al universo para culpar por nuestro mal juicio y la electrónica defectuosa, no Mercurio retrógrado.

El Sr. Mercado nació el 9 de marzo, en Piscis. ¿Pero su espíritu vino a la tierra en Ponce, Puerto Rico, o en el mar en un barco que se dirigía a la isla desde España? ¿Tenía 87 u 88 años cuando murió? ¿Acaso cayó en la astrología porque estaba en el lugar correcto en el momento correcto, o nació con el don? Los detalles no eran importantes. Lo que es seguro es que este ser místico, aparentemente de otro mundo, surgió de un lugar poco probable: la zona rural de Puerto Rico. En su programa en la Red de Amigos Psíquicos, recetó baños con champán, vino tinto, cristales y más para atraer la suerte en el amor. Instaba a los espectadores a “saturarse de amor”, a celebrar y aceptarse tal como eran. Era un mensaje que sospecho que llegó a casa para muchos adolescentes latinos incómodos que, como yo, estaban a horcajadas en dos mundos tratando desesperadamente de descubrir cómo encajaba en ambos. Para los años 90, nuestra familia se encontraba entre los aproximadamente 120 millones de personas por día que se sentaban en total atención frente al televisor cuando gritaba nuestro signo mientras agitaba su capa para un drama adicional.

El Sr. Mercado nunca se identificó como gay, pero fue la primera vez que vimos a alguien que desafió las normas de género en la televisión. David González, un compañero escritor y amigo cubanoamericano, comentó: “Creo que nuestras familias sabían instintivamente que la sexualidad es un espectro. Simplemente no querían que sus hijos fueran los atípicos”. Una figura unificadora, tan colorida y llamativa, trascendió todas las reglas que la comunidad latix atribuyó al género.

Nos conectamos con él porque su mensaje de esperanza fue un ungüento para aquellos que luchan por encontrar su equilibrio en un país extranjero que a veces se sentía inhóspito. Escuchar que mañana iba a ser un mejor día, cree en ti mismo y sé fuerte, no importa lo que la vida te haya entregado repercutía profundamente en nuestra comunidad. Su muerte ha despertado una nostalgia colectiva en la psique latinx, un anhelo por los días en que nuestras abuelas, que lo miraban amorosamente junto a nosotros, todavía estaban presentes. Parece que ahora más que nunca necesitamos su optimismo. Necesitamos su voz que nos insta a mantener la cabeza en alto, a pesar de lo sombrías que parecen las cosas.

En los últimos años, se había retirado a su casa en Puerto Rico con su perro, Runo, y ya no era una presencia tan prominente como lo era antes. Pero me consoló ver su nombre aparecer en mi feed de Facebook justo antes del solsticio de verano, instándome a mí, un niño de la luna, a controlar mis emociones y aceptar el cambio. Parece haber dejado “un tesoro de horóscopos listos para su futura publicación” para ayudarnos por ahora. Pero ya lo extraño.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

EL “HOLOGRAMA SUSSEX”

La universidad británica creó la pantalla multimodal, para ver, oír y sentir. Nature Magazine la destacó.

$titulo

MÉDICOS CON TÍTULOS FALSOS

Fiscalía acusó y detuvo a 8 cirujanos plásticos, en Cali y Medellín, por poseer diplomas fraudulentos.