<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Ramiro Velásquez Gómez
Columnista

Ramiro Velásquez Gómez

Publicado el 21 de febrero de 2020

Negacionismo

Es cosa de locos e irracionales negar el cambio climático. Las evidencias científicas lo confirman: hoy el planeta se ha calentado 1,1° C sobre la era preindustrial, la concentración actual de dióxido de carbono en la atmósfera no se tenía en los últimos tres millones de años, emitido en su gran mayoría por los humanos.

Pero hay quienes lo niegan. Instituciones que reciben gruesas sumas de dinero de empresarios e industrias emisoras para que se desvirtúe la intervención humana en esta crisis. Correctiv, organización periodística sin ánimo de lucro en Alemania, que investiga “las injusticias y el abuso de poder”, logró infiltrarse en el corazón de uno de los poderosos grupos de negacionistas -climáticos escépticos o climáticos realistas se autodenominan-, el Heartland Institute (americano). Lo hizo durante una cita con el grupo alemán Eike, otro incrédulo.

Dos enviados se ganaron la confianza, afirmando que representaban a un millonario que quería entregar una suma alta para alentar campañas contra el cambio climático.

Una de las reuniones, a las que se invitan muy pocos participantes, transcurrió paralela a la cumbre del cambio climático de Naciones Unidas en Madrid en diciembre pasado.

El grupo Eike, con respaldo del partido derechista Alternativa para Alemania (AfD), busca impedir más normas climáticas y defiende el diésel en vez de autos eléctricos, la energía de carbón en vez de eólica, crecimiento industrial en vez de protección ambiental (qué similitud con ciertos dirigentes colombianos).

Tienen científicos que cobran por su trabajo para presentar artículos que refuten hallazgos del cambio climático; influenciadores de YouTube como una reconocida joven alemana de 19 años para conquistar ese sector de la población y contrarrestar a la adolescente sueca Greta Thunberg. También conferencistas profesionales.

No niegan el cambio climático, pero sostienen que no es obra humana y que no representa riesgos. Creen que no se deben restringir comodidades como el uso del auto, el consumo de carne o los viajes en avión.

Institutos que reciben donaciones de personas anónimas mediante fondos de inversión en operaciones legales.

Los alarmistas climáticos, dicen, son personas histéricas que ponen en peligro el crecimiento económico. En la reunión se discutió un plan para refutar que el diésel cause problemas a la salud.

Ejemplo que asusta, por objetivos y alcances, del mundo de la mentira, la trampa y la irracionalidad tan común hoy (como la defensa del azúcar o del tabaco, o las bodegas de las redes sociales), valiéndose de políticos corruptos o ignorantes.

Maullido: ¿cuándo entenderemos que el piropo a una mujer desconocida es una ofensa?.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

DRON PARA COMBATIR EL COVID

Gran aporte el de Rafael Vides y Herney López, en Apartadó: nave para esterilizar desde el aire.

$titulo

WILMAN MUÑOZ PRIETO

La fiscalía aplicó extinción de dominio al exdirectivo de la U. Distrital. Desfalco de $12.209 millones.