<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Humberto Montero
Columnista

Humberto Montero

Publicado el 12 de marzo de 2019

No es la lucha de sexos

La celebración en todo el mundo del Día de la Mujer deja patente que queda aún mucho camino por andar para acabar con la discriminación de género. Las mujeres y los hombres no estamos dispuestos a que esta suerte de segregación por sexos, eminentemente laboral pero también ambiental y familiar quede enterrada en el olvido. Quienes creen que el mundo siempre va a ser peor deberían recordar que hasta hace dos días como quien dice a los niños les estaba prohibido jugar con muñecas en público y a las niñas casi todo lo demás. Hasta ayer mismo, en los estadios de fútbol se mentaba a la madre del árbitro cada 30 segundos y se la ponía de buscona para abajo con la misma facilidad que se pelaban pipas delante de los niños, varones todos, porque las niñas ni osaban pisar un estadio. Hoy, los insultos en luces rojas de tal calibre están desterrados, las mujeres van y vienen por donde les ronca y nadie se llevaría las manos a la cabeza si un Madrid-Barça lo pitara una árbitro. Hasta la Liga femenina de fútbol la pasan por televisión, con buenas audiencias por cierto. Esto no quiere decir nada. Hemos prosperado, sí. Ya no es necesario que una jueza o doctora vaya al banco con una autorización de un varón para abrir una cuenta, como ocurría hace tres decenios. Sin embargo, aún se mantiene el llamado «techo de cristal», ese pico tras el que las mujeres ya no pueden acceder a la cumbre. También una brecha salarial entre sexos que se cifra en un promedio del 23 % superior a los hombres en igualdad de puesto, jornada, conocimientos y titulación. Una vergüenza más notable en unas profesiones que en otras. Esta brecha se explica por la influencia del embarazo en el desarrollo profesional de las mujeres. Leo en un sesudo artículo del economista Juan Ramón Rallo en «La Razón» que en Dinamarca, Suecia, EE. UU., Austria o Reino Unido hombres y mujeres cobran lo mismo hasta el momento en que ellas quedan embarazadas. A partir de entonces, se abre una brecha que fluctúa entre el 20 % y el 40 %. Sólo respecto a las mujeres que han tenido un hijo. Esa «penalización» es consecuencia directa de la crianza de los niños ya que, desde ese momento, el porcentaje de mujeres que optan por reducir su jornada laboral se dispara. En España, sólo un 8 % de los hombres trabajan a jornada parcial, mientras que hay un 25 % de mujeres que se acogen a esta modalidad, viendo reducido su salario y sus posibilidades de progresión profesional. Una vez corregida esa brecha de acuerdo al número de horas trabajadas, la diferencia salarial en España queda reducida al 14 %, una brecha inferior por hora trabajada a la de Alemania y Austria (22 %), y a la de Francia y Dinamarca (15 %). Esta «penalización» por el cuidado de los hijos y la consiguiente reducción de jornada implica para muchas mujeres, como hemos visto, una menor responsabilidad en sus empresas, lo que revierte en menores salarios. Descontado este efecto, la brecha real en las empresas españolas quedaría reducida al 5 %. Así pues, la cuestión no es la discriminación directa contra las mujeres, sino el reparto de la crianza de los hijos entre estas y sus respectivas parejas. Y como ejemplo valga el caso de dos mujeres que son pareja y tienen un hijo a cargo. Si una reduce su jornada laboral para ocuparse de la crianza, la brecha salarial en igualdad de empleo se abrirá con su pareja (mujer) de igual manera. No se trata pues de una lucha de sexos, pese a que aún perviven discriminaciones en distinto grado en los países occidentales, por no hablar de los musulmanes. Se trata de un equitativo reparto de la crianza en beneficio de todos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

FERNANDO GAVIRIA

El ciclista es el mayor ganador de pruebas UCI. Un embalador con 40 títulos en tierra de escarabajos.

$titulo

DETENIDOS Y FUGADOS

24 detenidos provocaron el volcamiento del bus de la policía que los transportaba en Bogotá y se volaron.