<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 24 de julio de 2019

NO SOMOS SISMOrRESISTENTES

Por Alejandra Estupiñán C.

Universidad Nacional de Colombia.
F. Ingeniería Civil. Segundo semestre.
aestupinan@unal.edu.co

Nuestros hogares no son más que ladrillos sobre ladrillo sin una pizca de acero. El 50 % de las viviendas en Medellín están hechas bajo el sistema estructural de mampostería, hogares que ante actividad sísmica podrían caer.

En adición, otro 20 % de las viviendas no cumplen las normas de sismorresistencia, ya sea por procesos inadecuados de construcción, personas no capacitadas o materiales de construcción de baja calidad.

Como resultado tenemos que el 70 % de los 700.000 hogares en Medellín no son sismorresistentes. No estamos preparados para tal desastre natural, hecho altamente preocupante teniendo en cuenta que Medellín posee una cercanía al anillo de fuego o choque entre las placas Sudamericana y Nazca, que clasifican a la ciudad como zona de riesgo intermedio. Como zonas de amenaza más cercanas se tiene el sistema de fallas Romeral que limita con el noroccidente del Valle de Aburrá, y el sistema de fallas asociados al cañón del río Cauca, al Occidente del departamento.

En la zona norte de la ciudad se encuentra la mayor concentración de habitantes y la mayor concentración de construcciones de mampostería. Los barrios con mayor densidad poblacional como los que conforman la comuna Santa Cruz, poseen entre 60.000 y 75.000 habitantes por kilómetro cuadrado y del 80 % al 100 % del área construida es bajo dicho sistema estructural.

Cuando se habla de código de sismorresistencia, no se puede asumir que las viviendas que se acogen a las normas no sufrirán daños, lo que garantiza la norma es que las estructuras no colapsarán y la posibilidad de supervivencia de sus habitantes será mayor. El área metropolitana posee muchas clases de suelos, desde arenosos hasta rocosos, pero en su mayoría son terrenos de suelos blandos que permiten la fácil propagación de las ondas sísmicas.

La ciudad debe reforzar las estructuras no avaladas, ser estrictos con respecto al cumplimiento de las normas a la hora de aprobar una construcción, y crear normas locales que se acojan a los tipos de suelos, a la topografía y a las condiciones hidrológicas de la ciudad. Podemos evitar una tragedia más que evidente, lo que se necesita es voluntad política .

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

HOSPITAL DE CAUCASIA
Luego de retrasos y muchos problemas, al fin fue inaugurado el Hospital “César Uribe Piedrahíta”.

$titulo

OLGA LUCÍA CARTA MARTÍNEZ
Exalcaldesa (e) de Coveñas, inhabilitada por 20 años y destituida por la Procuraduría por peculado.