<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 31 de enero de 2022

Pegasus: el súper programa espía

Por Michael Levenson

Se le reconoce ampliamente como el programa espía más potente del mundo, capaz de descifrar confiablemente las comunicaciones encriptadas de los iPhones y los teléfonos inteligentes Android.

Dicho software, Pegasus, fabricado por la empresa israelí NSO Group, ha logrado rastrear a terroristas y carteles de narcotráfico. Pero también se ha empleado en contra de activistas de derechos humanos, periodistas y disidentes.

Ahora, una investigación publicada en la revista The New York Times Magazine ha descubierto que Israel, que controla la exportación del programa espía del mismo modo que hace con las exportaciones de armas convencionales, ha hecho de Pegasus un elemento clave de su estrategia de seguridad nacional y lo usa para promover sus intereses en todo el mundo.

La investigación también informa que el FBI compró e hizo pruebas de software de NSO durante años con la intención de emplearlo para vigilancia doméstica hasta que el año pasado, al fin, la agencia decidió no utilizar las herramientas.

El Times encontró que las ventas de Pegasus tuvieron un papel clave para lograr el apoyo de los países árabes para la campaña de Israel en contra de Irán al negociar los Acuerdos de Abraham en 2020, que se firmaron en una ceremonia en la Casa Blanca de Donald Trump. Los acuerdos diplomáticos normalizaron las relaciones entre Israel y algunos de sus antiguos adversarios árabes.

Estados Unidos también había intentado adquirir Pegasus, según descubrió el Times. El FBI, en un trato que no se había dado a conocer hasta ahora, compró el software espía en 2019, a pesar de la existencia de distintos informes de que se había utilizado contra activistas y opositores políticos en otros países. La agencia pasó dos años discutiendo si implementaría un producto más nuevo, llamado Phantom, dentro de Estados Unidos.

Las discusiones en el Departamento de Justicia y el FBI prosiguieron hasta el verano pasado, cuando el FBI por fin decidió que no usaría armas de NSO.

Pero el equipo de Pegasus sigue en un edificio de Nueva Jersey que emplea el FBI y la empresa también le ofreció a la agencia una demostración de Phantom, que podría hackear las líneas telefónicas estadounidenses.

Un catálogo dirigido a clientes potenciales, que el Times obtuvo, dice que Phantom permite que agencias del orden y de espionaje estadounidenses “conviertan el teléfono inteligente de su objetivo en una mina de oro de inteligencia”.

La investigación del Times estuvo basada en entrevistas con funcionarios del gobierno, líderes de agencias de inteligencia y del orden, expertos en cibernética, ejecutivos de empresas y activistas de la privacidad en más de una decena de países.

NSO empezó con dos amigos de escuela, Shalev Hulio y Omri Lavie, que incubaban empresas emergentes en la cooperativa agrícola Bnai Zion, a las afueras de Tel Aviv, a mediados de la primera década del siglo.

Una de estas empresas, CommuniTake, que ofrecía a los trabajadores de soporte tecnológico de celulares la capacidad de tomar el control de los dispositivos de los clientes —con permiso—, llamó la atención de una agencia de inteligencia europea, dijo Hulio.

Así nació NSO, y la empresa eventualmente desarrolló un modo de adquirir acceso a los teléfonos sin el permiso del usuario y sin necesidad de pulsar algún vínculo o archivo malicioso adjunto.

Después de que NSO comenzó a vender Pegasus a nivel mundial en 2011, las autoridades mexicanas lo usaron para capturar a Joaquín Guzmán Loera, el narcotraficante conocido como el Chapo. Y los investigadores europeos lo emplearon para acabar con una red de abuso infantil con decenas de sospechosos en más de 40 países.

Pero también se dieron a conocer abusos en reportes a cargo de investigadores y medios de comunicación, entre ellos el Times. México, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y la CIA lo han usado de manera abusiva para lograr sus fines.

A través de una serie de nuevos acuerdos comerciales licenciados por el Ministerio de Defensa israelí, Pegasus ha sido proporcionado a líderes de extrema derecha en Polonia, Hungría, India y otros países.

En enero de 2021, una empresas estadounidense, Boldend, le dijo a la gran compañía de defensa Raytheon que podía hackear WhatsApp, el popular servicio de mensajería propiedad de Facebook, pero luego de una actualización de WhatsApp perdió esa capacidad, según una presentación a la que tuvo acceso el Times.

Incluir a NSO en la lista negra de Estados Unidos podría perjudicar a la compañía al retirarle el acceso a tecnología estadounidense que necesita para sus operaciones.

La reprimenda enfureció a los funcionarios israelíes, que denunciaron la medida como un ataque no solo a la joya de la corona de la industria de defensa del país, sino al propio Israel 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas