<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Santos Gómez
Columnista

David Santos Gómez

Publicado el 03 de septiembre de 2019

Pequeños grandes malcriados

El agosto que se acaba de ir nos dejó una muestra bastante patética sobre el grupo de niños malcriados que gobierna a una parte del mundo. Pequeños egocéntricos rabiosos que dirigen a sus Estados al antojo, incapaces de corregir los errores, necios para hacer cualquier autocrítica e indiferentes ante el sufrimiento de su nación a la que prefieren aplastar antes que dar el brazo a torcer.

Enceguecidos de personalismo no aceptan ningún consejo ni escuchan a sus círculos de poder cuando les piden bajar un cambio. Desacelerar. Primero ellos y sus falsos compromisos; después el pueblo. Los vemos en América del Sur y en la del Norte. También saltan en Europa.

Y aunque una lista de irresponsables de este estilo podría no terminar nunca, en las locuras de las últimas semanas se destaca un infame grupo de cuatro: Jair Bolsonaro, en Brasil, quien en medio de una vergonzosa burla a la primera dama francesa despreció la ayuda monetaria que ofrecía Europa para defender a la Amazonia, destrozada por incendios. Mauricio Macri, en Argentina, que insiste en dejar a su país como tierra arrasada mientras reparte culpas entre la población y la oposición por su inevitable derrota electoral el próximo octubre. Boris Johnson, en el Reino Unido, resuelto a silenciar al parlamento -al que considera incómodo- para precipitar una salida dura y catastrófica de la Unión Europea. Y, por último, el desagradable Donald Trump, obstinado en su pelea de aranceles con China y del que, a esta altura, no hace falta mostrar ninguna credencial para certificar su demencia.

Cada vez que algún integrante de este cuarteto del delirio asoma su cara nos tapamos los ojos con vergüenza ajena y pánico. Intuimos lo que dobla en la esquina. Entendemos que a los segundos brincará una declaración irresponsable, una mueca que hace temblar todo, una bufonada con consecuencias para millones de indefensos que solo buscan un respiro entre tantas desgracias sociales y económicas.

La política del espectáculo, deshonesta y sin sustancia, nos ha dejado esto. La irresponsabilidad de presidentes que manejan a sus naciones a timonazos y a corazonadas, a berrinches y a gritos disonantes. A punta de pataletas. Como si cada país fuera un enorme circo dirigido por payasos inconscientes que, mientras la carpa entera se viene abajo, siguen soltando sus carcajadas de terror.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

EL PAPA FRANCISCO

Consciente de su liderazgo, hace ceremonias de reflexión humana y universal, para animar a la gente.

$titulo

DALIT DURÁN, ALIAS “FARRUCO”

Calificado como el terror del Eln en el Magdalena Medio. Por fortuna, fue capturado en las últimas horas.