<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Humberto Montero
Columnista

Humberto Montero

Publicado el 31 de marzo de 2022

Petro, a “desnazificar” Colombia

Si no fuera porque Gustavo Petro se postula para gobernarlos a todos, sus comentarios malintencionados estarían a la misma altura que los “chistes” de Chris Rock en la pasada gala de los premios Oscar, que motivaron el sonado bofetón de Will Smith. Como el asunto está más que trillado, tras remarcar que a Smith se le fue la olla con una reacción desproporcionada que no tiene ninguna justificación, me gustaría llamar la atención solo de refilón sobre un hecho que a veces se nos olvida: la censura que se impone en EE. UU. a las retransmisiones en directo. Y es que los estadounidenses han tenido que recurrir a los resúmenes de otras televisiones mundiales para ver “el bofetón”, ya que por el retardo de cinco segundos impuesto desde la Super Bowl de 2004, en la que Janet Jackson dejó al aire un pecho en plena actuación, las imágenes del “cachetazo” no se vieron en vivo en la tierra de la libertad y fueron fundidas a negro durante esos breves segundos. Resulta incomprensible que los estadounidenses traguen con esa limitación de la libertad, no porque no podamos vivir sin presenciar en directo el guantazo de Will Smith, sino porque quien logra imponernos la censura una vez puede tener la tentación de controlarlo todo.

Dicho esto, volvamos al meollo. Decía que Petro podría equipararse a Chris Rock si no fuera porque sus técnicas de comunicación se asemejan más a las de algún cleptócrata muy de moda. Recordarán todos ustedes las peregrinas coartadas que ofreció Vladímir Putin para lanzar su invasión sobre Ucrania. Según él, las muertes de miles de ucranianos y rusos, y la devastación causada, están justificadas en la necesidad de “desnazificar” el país vecino. Ese fue su principal argumento.

Ahora, el líder del zurdo Pacto Histórico ha señalado en un tuit que hay “neonazis en RCN”, en referencia a la columna de opinión de David Ghitis, titulada “Petro nos quiere atracar”. He leído detenidamente varias veces la columna de Ghitis y no hay en ella más que argumentos contra la propuesta de Petro de nacionalizar los fondos de pensiones. Se puede estar a favor o en contra de cualquier política, pero conviene señalar que en este caso quien estructura una respuesta inteligente es Ghitis y quien se dedica a insultar es Petro. El mismo que se queja de que le recuerden su pasado guerrillero y de que le etiqueten de esto y lo otro va por ahí criminalizando y pintando “zetas” en los nombres de los periodistas que le incomodan con aluviones de datos.

En lugar de pedir disculpas, Petro se ha enrocado en su posición y ha seguido atacando a Ghitis, a quien acusa de calumniarlo en diferentes ocasiones y de ser “militante de extrema derecha”, como si fuera un delito ser de extrema derecha y no comunista o socialista.

Pues ya saben lo que aguarda si gobierna Petro: todos los que le lleven la contraria serán tachados de neonazis y objetivos de su cruzada para “desnazificar” Colombia. Pintarán “zetas” por doquier en una tierra que, como la ucraniana, solo quiere paz y libertad 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas