<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 09 de octubre de 2019

Política sin política

Por Héctor Andrés Mendoza L.

U. Pontificia Bolivariana. Comunicación Social-Periodismo, sexto semestre.
hectorandres215@gamil.com

Hablar de conflicto armado en Colombia es tratar muchos temas que convergen en el mismo lugar. Falta de presencia estatal, guerrillas, autodefensas, militares y la política hacen parte del esquema de la guerra. No obstante, me llamó la atención el fenómeno de la parapolítica y, aprovechando que estamos a puertas de las elecciones regionales, me hice dos preguntas: ¿Cómo se gesta la alianza entre políticos y paramilitares?, ¿esto puede cambiar?

Uno de los casos más famosos de parapolítica es el de Rocío Arias: llegó a ser representante a la Cámara con 23 mil votos en el año 2002 a pesar de no tener ninguna experiencia en política. Aunque Rocío aceptó que recibió apoyo de Salvatore Mancuso, un juzgado especializado de Medellín la condenó a 45 meses de prisión y, en 2010, la Procuraduría la inhabilitó por 20 años porque durante su posesión promovió a las AUC.

Pero, ¿cómo empezó toda esta estrategia? El Centro Nacional de Memoria Histórica, en un informe llamado Paramilitarismo, nos dice: “A partir de esos niveles de penetración social, económica, política, y sobre la base de un denso entramado organizacional, el proyecto de las ACCU, en cabeza de Carlos Castaño y luego las AUC con los bloques Bananero y Élmer Cárdenas, desarrollaron una estrategia de control social, territorial y político sin precedentes en el país”. Aunque en la cita anterior solo se habla de las regiones de Córdoba y Urabá, esta dinámica se puede observar en otros lugares de Colombia.

En efecto, después de esa “dominación social” se crea la homogenización política, esto se refiere a que en los lugares donde dominan los grupos armados se hace un ejercicio de cooptación entre la estructura política dominante y la población. Acto seguido, toda persona que no esté de acuerdo con los ideales impuestos por estos grupos es visto como un traidor. Es por esto que Ariel Ávila, subdirector de la fundación Paz y Reconciliación, argumenta en su libro Detrás de la guerra en Colombia que: “La destrucción de la oposición, la eliminación de la competencia política y la creación de los autoritarismos regionales crearon lo que se podría denominar la homogenización política”.

En conclusión, las elecciones regionales son como un círculo vicioso, siempre ganan los mismos. Si el Gobierno quiere lograr que todo el país vote de manera libre, debería mirar hacia las zonas donde no hace presencia. Ahí existe la política sin política.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

PASCUAL RUIZ URIBE
El reconocido artista recibirá la Orden Mariscal Jorge Robledo, categoría oro, de la Asamblea Departamental.

$titulo

CIFRAS DE DESPLAZAMIENTO
En 2019, según la Defensoría del Pueblo, más de 15 mil personas han sido desplazadas forzosamente.