<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 18 de mayo de 2021

Por qué un diminuto barrio de Jerusalén es tan importante

Por Rula Salameh

La semana pasada, más de 330 palestinos fueron heridos por la policía israelí en la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén.

Las tensiones habían estado aumentando cuando Israel bloqueó el acceso de los palestinos de fuera de Jerusalén que se dirigían a la mezquita para orar durante los últimos días del Ramadán, el mes sagrado musulmán del ayuno. La violencia grave estalló el Día de Jerusalén, cuando los israelíes celebran anualmente la toma de Jerusalén Oriental en 1967. El lunes temprano, agentes de policía israelíes irrumpieron en el recinto de la mezquita y comenzaron a disparar balas con punta de goma y granadas paralizantes contra algunos palestinos que rezaban y otros que lanzaban piedras.

Soy un organizador comunitario y productor de cine palestino y vivo en Beit Hanina, a menos de cinco millas de la mezquita Al Aqsa. He sido parte de la lucha palestina contra la ocupación israelí durante años.

Poco después de que las fuerzas israelíes entraran en Al Aqsa, llamé a un portavoz de la Media Luna Roja Palestina, que estaba dentro del recinto. “La policía ha estado disparando a la gente con balas de goma y botes de gas lacrimógeno”, me dijo, con estrés y agotamiento evidentes en su voz. (La fuerza policial israelí dijo que 21 oficiales también habían resultado heridos).

Mi teléfono sonó sin descanso. Amigos y colegas de todo el mundo llamaban y preguntaban qué podían hacer por Sheikh Jarrah, un pequeño vecindario de Jerusalén Este, a unas dos millas del complejo de Aqsa. Los acontecimientos que se desarrollaron en Sheikh Jarrah fueron el contexto de la escalada de violencia entre las fuerzas palestinas e israelíes en la mezquita de Al Aqsa y en otras partes de los territorios.

Los residentes palestinos del barrio han estado protestando durante semanas para evitar el desalojo de las familias palestinas buscadas por los colonos israelíes. Las protestas subrayan que las expulsiones en Sheikh Jarrah son parte de la expulsión más amplia de palestinos de su tierra natal, un proceso que comenzó durante el establecimiento de Israel en 1948 y que convirtió a unos 750.000 palestinos en refugiados.

Las protestas en Al Aqsa contra la acción de negarnos el acceso a nuestros lugares sagrados están relacionadas con el mismo proceso opresivo de privación de derechos y ocupación.

Las familias de Sheikh Jarrah que han enfrentado el desalojo son refugiados palestinos que fueron expulsados de sus hogares en Haifa y Jaffa durante la guerra de 1948. Israel impidió que los refugiados regresaran a sus ciudades, se apoderó de sus hogares y trasladó a familias judías israelíes. En la década de 1950, el gobierno jordano, que controló Jerusalén Oriental hasta 1967, instaló a 28 familias de refugiados en Sheikh Jarrah en coordinación con las Agencia de Socorro y Obras de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Oriente Cercano.

Después de la guerra de 1967, cuando Israel extendió su ocupación a Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza, los colonos judíos comenzaron a reclamar las casas de los refugiados en Sheikh Jarrah. Los colonos se han basado en una ley israelí de 1970 que permite a los judíos reclamar las propiedades que poseían sus familias en Jerusalén Este antes de 1948.

En 2009, los colonos comenzaron a ocupar algunas de las casas de las familias en Sheikh Jarrah, desplazando a 53 refugiados, incluidos 20 niños, por orden judicial israelí. Conocí a las familias afectadas en 2009. Nos organizamos juntos, llevamos delegaciones de activistas de solidaridad israelíes e internacionales al vecindario y sentamos las bases para un movimiento de base. Coproducí un documental sobre la respuesta de la comunidad a esas expulsiones.

El otoño pasado, los tribunales israelíes decidieron desalojar a varias familias palestinas más de sus hogares en Sheikh Jarrah. Cuatro de esas familias apelaron y el lunes se programó una audiencia en la Corte Suprema de Israel para su caso.

Los activistas han dejado claro que estos desalojos no son un “trato de bienes raíces entre partes privadas”, como el gobierno israelí intenta describirlo, sino parte de una política sistémica para reemplazar a los residentes palestinos de Jerusalén Este con judíos israelíes

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

RACHEL ZEGLER
Actriz estadounidense, hija de colombiana, protagonizará dos papeles estelares: Blancanieves y West Side Story.

$titulo

MUERTE POR MINA EN MURINDÓ
Los artefactos letales sembrados por grupos criminales cobran vida a joven mujer indígena y su bebé.