<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 25 de febrero de 2020

Prepárese para conocer a Donald Trump, defensor de la democracia

Por Charles R. Kesler

Dirigiéndose a sus entusiastas partidarios en New Hampshire, Bernie Sanders declaró: “Esta victoria aquí es el principio del fin para Donald Trump”.

Pero, espere: ¿el voto de la Cámara para acusarlo no fue el principio del fin para Donald Trump? Estados Unidos nunca antes había acusado a un presidente que se postulaba para la reelección, y ahora estamos comenzando a ver algunas de las incongruencias de cambiar de un proceso constitucional a otro tan rápidamente. Se podría perdonar el pensar que el proceso de nominación de los demócratas se desarrollará como una secuela de los procedimientos de juicio político, una extraña coda en la que cada candidato intentará demostrar a los demás demócratas el caso contra Trump que los líderes de la Cámara no lograron ganar en el Senado controlado por los republicanos.

Por supuesto, el Sr. Sanders, Pete Buttigieg y Amy Klobuchar, los tres primeros finalistas en New Hampshire, tendrán que abrir espacio en sus denuncias contra el Sr. Trump para criticarse unos a otros. Ocasionalmente, incluso pueden recordar decir una palabra desagradable sobre Joe Biden, el exfavorito. Sin embargo, lo más grave de su caso será demostrar que el presidente y sus políticas son una vergüenza y deben desaparecer. Eso es normal.

Lo que no es normal es que los demócratas de este año creen que también tienen que condenar al Sr. Trump como un peligro para la Constitución y la integridad de las elecciones del 2020. Tienen que demostrar que el juicio político no fue en vano.

Entonces, ¿cómo va a actuar Trump contra uno de estos demócratas (o incluso Michael Bloomberg)? Su discurso de reelección se basará en tres elementos: el propio presidente, la economía y su oponente demócrata. La experiencia de juicio político puede haber proporcionado un cuarto: el Sr. Trump como defensor de la democracia.

Comienza en una posición sólida saliendo del juicio. Recuerde, la popularidad del presidente Bill Clinton fue mayor después del juicio político que antes. Según Gallup, el índice de aprobación de Trump mientras el Senado consideró su caso se disparó hasta el 49 por ciento, su mayor nivel desde que asumió el cargo. Impulsados por una economía robusta y un discurso dinámico sobre el estado de la Unión, esos números podrían aumentar.

El largo plazo es menos seguro. Entre los fervientes partidarios de Trump, la acusación será una prueba más de su persecución por parte de un establecimiento corrupto, por lo que lo amarán aún más. Pero hay muy pocos de ellos para reelegirlo en una carrera de dos personas. Trump necesita millones de votantes para quienes el juicio político, incluso después de la absolución, podría reforzar las dudas sobre su carácter y competencia.

Su póliza de seguro contra los malos tiempos económicos antes del día de las elecciones son los propios candidatos presidenciales demócratas. Ya sea el Sr. Sanders, el Sr. Buttigieg, la Sra. Klobuchar o uno de los otros, la alternativa al presidente no será exactamente un Pericles. Hace cuatro años, Trump derrotó a Jeb Bush y Hillary Clinton, emisarios de dos de las familias políticas más poderosas de Estados Unidos, cuyos logros políticos parecían mucho más formidables, al menos en la superficie, que cualquier cosa que el Sr. Sanders o el Sr. Buttigieg o La Sra. Klobuchar ha hecho alguna vez en política. ¿Por qué no debería estar frotándose las manos con anticipación?

Sin embargo, incluso con la absolución, la economía rugiente y un opositor débil, la acusación sigue siendo un posible obstáculo electoral. Trump necesita algo positivo para sacar de la experiencia. Por extraño que parezca, puede haberlo encontrado en los argumentos de sus abogados ante el Senado, que lo retratan de diversas maneras como: el tribuno que se negó a dejar que el campeón del pueblo fuera expulsado del cargo; el defensor de la presidencia constitucional contra una mayoría en la Cámara; y el restaurador de la moderación y el equilibrio a un sistema político mal trastornado por medio siglo de excesos partidistas y congestionamiento burocrático.

Prepárese para conocer a Donald Trump, defensor de la democracia americana

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

CONCURSOS LITERARIOS

Varias editoriales tuvieron la iniciativa de invitar a premios de cuento. Creatividad en medio de la crisis.

$titulo

ADULTO MAYOR INDISCIPLINADO

Un señor de 79 años violó en tres ocasiones la cuarentena en Venecia, Antioquia. Fue detenido.