<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Juan José García Posada
Columnista

Juan José García Posada

Publicado el 02 de diciembre de 2019

PROPUESTA DE LIBROS PARA ESTAS JORNADAS

La compañía de los libros amigos equilibra el ánimo impactado por las descargas noticiosas que enardecen la crispación nacional. Tiene que haber momentos propicios para la lectura. Pueden ser más largos e intensos entre diciembre y comienzos de enero. Tiempos gratos para los buscadores del encanto de la buena literatura en librerías y bibliotecas, incluida la familiar, donde suelen hacerse hallazgos de obras que estaban olvidadas, casi que yacían en los estantes y en espera de aplicarnos la vieja sentencia: “Los libros son amigos silenciosos que, si se les ignora, algún día vengarán nuestro desprecio”.

Empiezo por las dos novelas más recientes (Alfaguara). “Tiempos recios”, de Mario Vargas Llosa y “Sidi, un relato de frontera”, de Arturo Pérez Reverte. La primera rearma el rompecabezas de una historia vivida y distorsionada en Guatemala en el decenio de los 50, cuando el presidente Jacobo Árbenz, fue derrocado por Castillo Armas. En lo esencial, sostiene Vargas Llosa que era falsa la identificación de Árbenz como un mandatario comunista. Que se trató de una fake news, una falsa noticia propagada desde Estados Unidos para precipitar la caída de un régimen que pretendía modernizar y democratizar las instituciones guatemaltecas. “Tiempos recios” pone a la orden del día la transgresión antiética de los medios periodísticos que manipulan y tuercen la verdad. Es el testimonio de la vigencia continua de un Nobel que indaga, explora en documentos y personajes, reconstruye episodios históricos y sigue invicto como cultor magistral de la palabra.

Y Pérez Reverte recrea a su modo la leyenda del Cid Campeador, reelabora y enriquece la leyenda del mítico personaje y renueva para nuestra época la tradición de las novelas de caballerías, que ha marcado un tramo bien extenso de la literatura española. Una prueba más de la versatilidad del periodista, investigador y novelista que sigue ampliando con esta obra su lista de seguidores en el mundo hispanohablante.

Un lector empedernido, lo he dicho en otro comentario, se arroga la licencia para leer de modo que vayan pasando, en agradable alternancia, el ensayo filosófico, la novela, el relato de intriga y suspenso y la historia: La España de la Guerra Civil es el telón de fondo de la novela de la escritora peruano chilena Isabel Allende, “Largo pétalo de mar”. Utiliza para el título una frase de Neruda, quien gestionó el viaje de dos mil refugiados españoles hacia Valparaíso, Chile, en el barco Winnipeg. El drama del médico Víctor Dalmau y la pianista Roser Bruguera conduce el relato (Plaza y Janés). También sugiero la defensa de la política, de Fukuyama, en “Identidad”; “La venganza de la Geografía”, de Robert Kaplan y “Guayacanal”, de William Ospina. La lista es más larga. Pero el espacio se acorta. Feliz lectura.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

CATALINA ECHAVARRÍA A.

La deportista paisa se prepara para participar en la Expedición Polar (Polo Norte) de Dog Sledding.

$titulo

TRANCONES DECEMBRINOS

Habituales ahora, pero el reducido número de guardas y la indisciplina ciudadana agravan el problema.