<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Carmen Elena Villa Betancourt
Columnista

Carmen Elena Villa Betancourt

Publicado el 19 de marzo de 2020

¡Quédate en casa! (y evita el estrés)

El coronavirus ha impactado tanto nuestras vidas y está dando tanto de qué hablar que ya incluso existen varias canciones sobre esta pandemia. Una de ellas se llama “Quédate en casa” (disponible en Spotify). Nos quedamos en casa ya sea de manera voluntaria o forzada (por toque de queda).

Hoy nadie puede decir que el coronavirus no le afecta. Todo ha pasado demasiado rápido. El 6 de enero la página de CNN en español abría con esta noticia: “Un misterioso virus pone a la gente nerviosa en China y el resto de Asia. Las autoridades de salud todavía no han podido identificarlo”. Hoy millones de personas nos quedamos en casa para evitar ser un eslabón más de la cadena de transmisión de aquel “misteroso virus”.

Las situaciones inusuales son ocasión de mejores oportunidades: Será este un tiempo especial en el que, al calor del hogar hagamos una oración o mandemos buenas energías (como quieras llamarlo) por los que padecen de esta enfermedad, por los que han fallecido y por la fortaleza de sus familias.

Será un tiempo que compartamos más en familia, que conversemos, que hagamos juntos las actividades que más disfrutamos. Un momento para leer buenos libros y ver películas entretenidas. Para que busquemos nuestras propias redes de apoyo (familiares o amigos), para que nos acordemos de aquel amigo con quien hace tiempo no tenemos contacto y podamos tener un diálogo por teléfono o WhatsApp con él o ella.

Para que nos demos cuenta que actividades como salir de paseo, ir a un centro comercial o incluso a la oficina, el colegio o la universidad, no son esenciales en nuestra vida aunque muchas veces los hemos considerado así.

También para disminuir el estrés que trae movilizarse de un lado al otro sea conduciendo (porque en el camino me encontré con un arrebatado que casi me choca) o en el servicio público (porque el chofer del bus iba a toda velocidad y casi se cae la anciana que se había subido segundos antes).

Será ocasión para cultivar la disciplina. No tenemos un jefe que nos supervisa físicamente ni ciertas reuniones que marcan el ritmo de nuestra jornada laboral. Si somos estudiantes no tenemos el contacto físico con el profesor ni con los compañeros. Pero, así estudiemos o trabajemos, tenemos metas que cumplir y de nosotros dependerá si cada día las vamos logrando. Un horario definido y un lugar adecuado en la casa nos ayudarán mucho.

También es una ocasión para pensar en los más vulnerables: los ancianos y quienes padecen enfermedades crónicas. Podemos ofrecerles ir al supermercado o a la farmacia en su lugar para evitar que salgan. Estos pequeños gestos pueden salvar vidas.

La presencia de esta pandemia está mostrando la solidaridad de tantas personas e instituciones que ponen virtualmente sus talentos y recursos al servicio de los demás: orquestas sinfónicas que están transmitiendo conciertos y óperas por las redes, profesionales independientes (médicos, sicólogos, profesores) que ofrecen sus servicios por internet o sacerdotes que transmiten la misa diaria en vivo.

Hoy el coronavirus nos ha desafiado. Quedarnos en casa será lo mejor por el cuidado propio y de los demás. Serán muchas las cosas buenas que pueden salir de esta cuarentena casi planetaria que nos puede hacer más fuertes, más resilientes y en últimas, mejores personas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas