<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 25 de julio de 2020

Quinterología, mal aplicada

Por David González Escobar

Universidad Eafit
Ing. Matemática - Economía, semestre 7
davidgonzalezescobar@gmail.com

A Daniel Quintero le encantan los símbolos. Sea entregarle un queso gigante a Jorge Londoño de la Cuesta en una intervención contra EPM en el Concejo, contar su historia de infancia en la pobreza o tirarles tomates a políticos en plaza pública para darle visibilidad al Partido del Tomate: a Quintero le gustan los hechos y cosas vistosas que generen fácil recordación, que destaquen.

Llamemos a esta práctica Quinterología. Nuestro alcalde no es el único político vanidoso que le preste suma atención a cada detalle en la construcción de su imagen, para nada, pero ha demostrado ser sumamente exitoso con estas tácticas, por lo cual le doy el honor de tener su apellido en el apelativo.

Ahora bien, la Quinterología cuida muy bien su percepción superficial, pero no tiene problemas en ser incongruente con las acciones que venden su imagen. Como su “Independencia”, el símbolo y bandera de su campaña a la Alcaldía, pero que quien conozca un poco del pasado político de Quintero o de los nombramientos de su gabinete sabrá que está lejos de ser un ejemplo de alguien independiente. Pero de su imagen es de lo que vive, es lo que le preocupa, lo que más cuida.

Quintero es un posible candidato a ser presidente en 2026. Desde su alcaldía buscará sembrar la semilla de un hombre presidenciable, y con la crisis del covid-19 había encontrado una bandera clarísima para este propósito: ser el alcalde que –con ayuda del Big Data y la Inteligencia Artificial– derrotó al coronavirus.

“#MedellinMeCuida es quizás la estrategia más efectiva contra la covid19 en toda América Latina”, afirmó Quintero en Twitter el 3 de junio, echándole flores y describiendo a profundidad la estrategia de la ciudad para manejar la crisis.

Mes y medio después, la situación pinta mucho más sombría. Cuando las cosas iban bien, el discurso se enfocaba en las maravillas de la “tecnología” en la ciudad. Ahora que las cosas van mal, el foco es la indisciplina ciudadana, y la estrategia son medidas restrictivas como Ley Seca y toques de queda.

La Quinterología es buenísima para el mercadeo, vendió a Medellín al mundo como la única ciudad de la región que suprimió el virus. La realidad es otra. En tiempos de crisis, Quinterología es lo que menos necesitamos.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas