<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Juan José Hoyos
Columnista

Juan José Hoyos

Publicado el 11 de marzo de 2019

¿REGRESAR AL PASADO?

Cada cierto tiempo, Colombia vuelve al pasado, como si el tiempo no pasara. Vuelven las enfermedades que supuestamente la medicina había derrotado. Vuelve la violencia. Vuelve el aumento desmedido de los cultivos ilícitos. Y para controlarlos, vuelven las fumigaciones con herbicidas -como el glifosato- ya prohibidas por las autoridades judiciales.

Y vuelven los debates, como el que la Corte Suprema de Justicia citó para escuchar las razones a favor y en contra del uso del glifosato en la erradicación de esos cultivos.

Los motivos del debate merecen más atención de la que han recibido. La historia empieza con un fallo de la Corte en 2017 en el que tuteló los derechos a la salud y a la protección del medio ambiente de la comunidad de Nóvita, en el Chocó, afectada por la aspersión de glifosato en varias operaciones antinarcóticos.

El fallo estableció las reglas que debía seguir el Estado para reactivar las aspersiones. Una de ellas fue la existencia de estudios científicos que demuestren la ausencia del daño causado por este herbicida en la salud humana. En medio de la controversia por el aumento de los cultivos ilícitos -que llegaron a 171 mil hectáreas en 2017-, el gobierno de Juan Manuel Santos inició un plan piloto de aspersión con drones basada en tecnología de modelos a control remoto, con la supuesta autorización del Consejo Nacional de Estupefacientes. El nuevo gobierno de Iván Duque reforzó esa estrategia. Pero este año la Corte comprobó que el Consejo de Estupefacientes no había aprobado ese plan piloto. Por eso citó a la audiencia pública.

En el debate se escucharon opiniones encontradas. El presidente Duque pidió a los magistrados prestar más atención a la amenaza que representa el crecimiento vertiginoso de los cultivos de coca y modular las condiciones para utilizar el glifosato. El expresidente Santos dijo que la aspersión aérea no ha sido eficaz y que lo que debe hacer el gobierno es darles alternativas a los campesinos, no envenenarlos. El ministro de Defensa, Guillermo Botero, sostuvo que sin el glifosato, el gobierno se queda sin la herramienta más contundente para eliminar los cultivos ilícitos. El exministro de Salud, Alejandro Gaviria, recordó que el glifosato tiene un efecto adverso sobre la salud humana y advirtió que esta es un derecho fundamental.

Es muy difícil encontrar respuestas a todas las preguntas sobre un problema tan complejo como este. Buscándolas, leí un documento de Adam Isacson, investigador de la organización civil Washington Office on Latin America (WOLA). Se llama Restarting Aerial Fumigation of Drug Crops in Colombia is a Mistake. Según el autor, estas son algunas de las razones del actual auge de los cultivos de coca: El gobierno de Santos suspendió la fumigación y no la reemplazó con ninguna otra política, punitiva o asistencial. Se redujo la erradicación forzosa. El precio del oro cayó, lo que provocó que muchos campesinos dedicados a la minería ilegal volvieran a cultivar coca. El dólar se fortaleció. Esto hizo que la hoja de coca en las zonas de cultivo alcanzara un precio más alto en pesos. Los rumores sobre los beneficios que los cocaleros recibirían por los acuerdos de paz de 2016, alentaron a muchos agricultores a volverse cultivadores de coca.

Quedan muchas preguntas. ¿Es peligroso el glifosato para la salud humana? La Organización Mundial de la Salud ha dicho que sí. ¿Es efectiva la fumigación aérea? En Colombia, entre 1990 y 2005, logró reducir a corto plazo los cultivos de coca en áreas específicas. Sin embargo, a mediano y largo plazo, estos se recuperaron. Y en 2007 volvieron a aumentar a pesar de que ese fue uno de los años en que los programas de fumigación fueron más intensos.

El regreso al pasado no es, pues, la solución. Habrá que seguir buscando otra.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

PASCUAL RUIZ URIBE
El reconocido artista recibirá la Orden Mariscal Jorge Robledo, categoría oro, de la Asamblea Departamental.

$titulo

CIFRAS DE DESPLAZAMIENTO
En 2019, según la Defensoría del Pueblo, más de 15 mil personas han sido desplazadas forzosamente.