<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
José Guillermo Ángel
Columnista

José Guillermo Ángel

Publicado el 09 de noviembre de 2019

SOBRE MÁS LECTURA

Estación Librería, que también puede ser Biblioteca (pues allí se encuentran los libros que ya no se venden), a la que llegan los que quieren tener más mundo y mejores criterios para mirarlo, los que buscan lo desconocido (lo ignorado ahora) y encuentran que muchas son las cosas que se han dicho y están olvidadas (o marginadas) o se han reformado, profundizado y puestas en otros escenarios para que nada sea por partes sino a partir de relaciones, causas y efectos; los que entran en otras realidades para que la presente no agobie tanto; los que aprenden a pensar en orden mientras van leyendo, confrontando y creando, que leer buenos libros estimula la imaginación, fortalece la inteligencia y nos sitúa en distintas posiciones frente al otro y lo otro. Un buen libro siempre es actual, pues de los sumerios hasta nosotros solo hay 170 generaciones y en este tiempo lo esencial no ha variado y por eso nos parecemos tanto a los personajes de las viejas pinturas y estatuas, a las frases dichas y a las pasiones que vivieron.

La lectura nos habla de las ciencias, las creencias, las geografías, la historia, lo que pudo haber pasado (la literatura), lo que está por venir, lo que es cierto y falso, lo que se construyó y se destruyó, lo iniciado y lo por terminar, lo terrible y lo grotesco, lo hermoso y delicioso. Como leí en el pequeño libro de Claude Roy, El amante de las librerías, cada libro es una persona que nos quiere decir algo y busca pertenecer a nuestra vida, a la memoria que se amplía con espacios abiertos y lugares en el tiempo, con otras gentes y nuevas ideas. Un buen libro es un amigo, alguien que no nos teme.

Rafael Pombo, en un artículo publicado en el periódico Farelio, el 14 de diciembre de 1850, sostiene que en los periódicos debería existir una sección de literatura que permitiera a los lectores escapar de las muchas columnas políticas donde la gente se insulta y se señala, las ideas son machacadas y no hay soluciones sino espantos, cuando no repeticiones de lo que ya se sabe. La presencia de la literatura, permitiría que los artículos políticos reposaran y pudieran ser leídos con más criterio y pensados desde otras palabras. Es bueno aclarar que, durante el siglo XIX, Colombia tuvo nueve guerras civiles totales, más catorce endémicas, abriendo el siglo XX con la de los mil días, que tuvo su infierno propio: la batalla de Palonegro, que se hizo con machetes. Y todo por falta de lectura.

Acotación: la lectura permanente y ordenada, que toque los distintos escenarios que nos hemos creado sobre la tierra (los que hablan de dónde estamos, quiénes somos y qué hacemos), permitiría mejores ciudadanos y, en consecuencia, dirigentes entendidos, experimentados, constructores de país y modelos a seguir. Pero no....

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

MATEUS URIBE
Mejor jugador del partido y anotador del gol que dio el triunfo a Colombia en el amistoso ante Ecuador.

$titulo

SUJETO DE LA MALETA
Sujeto con antecedentes dejó una maleta en el Metro y obligó su evacuación en hora pico. Fue detenido.