<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
José Guillermo Ángel
Columnista

José Guillermo Ángel

Publicado el 15 de mayo de 2021

Sobre próximas ciudades (4)

Estación Espacio Público, a la que llegan los ciudadanos que quieren caminar un poco, sentarse y estirar las piernas, conversar con los amigos, leer un libro bajo la sombra de un árbol, ponerse al sol y hacer la fotosíntesis, iniciar un amor o poner claras las cosas, pasear su perro o ver cómo los gatos aparecen y desaparecen siguiendo el trino de algún pájaro. Pero también llegan otros que hacen ejercicios poniendo el equipo de sonido a todo volumen, igual que los vendedores ambulantes que se apoderan de un espacio y obstaculizan el paso de los peatones. Y no faltan los que se sientan a mirar mal y hacen basura, o los que asaltan a los ciudadanos sin que nadie pueda hacer nada, a no ser reaccionar de manera violenta. Y bueno, incluyendo a predicadores y repartidores de tarjetas de adivinadores de la suerte o de algún salón de masajes (en el papelito se ve una señora de senos grandes), por el espacio público fluye la ciudad en orden y en desorden.

Es claro que cada vez habitamos espacios privados más reducidos y para compensar esta reducción se planea el espacio público, no solo para moverse por la ciudad sino para tener contacto con la naturaleza y con los lugares donde el ciudadano se educa y hace tejido social. Así, el espacio público son las aceras bien hechas, los parques racionales (con base en simetrías) y los ingleses (amplios y verdes), los vacíos (como el de Los deseos) y los japoneses (para pequeños espacios); e igual, los espacios educativos como el jardín botánico, el planetario, el zoológico, centros de ciencia (Explora, por ejemplo). Y en estos espacios el ciudadano es juez del otro y se ve en el otro, aprendiendo a convivir.

El espacio público (que debe diseminarse por la ciudad y no centralizarse), entonces, es parte de la ciudad sustentable. Pero no solo como urbana sino también como un plan continuado de educación del ciudadano a partir de una cultura de normas que deben ser cumplidas de manera permanente (la del Metro es un buen ejemplo). Porque no se trata de abrir espacios para que la falta de educación los destruya o se apodere de ellos ilegalmente. Se trata de hacer un ciudadano a partir del espacio público, alguien que sepa habitar la ciudad y al otro, Y no quiere decir eso que sea habitado por robots, sino también por las mejores muestras de la cultura (en caso de eventos) y de la salud pública.

Acotación: en América latina, las ciudades fueron construidas y después urbanizadas. No se pensó en la Urbe (los ciudadanos en movimiento), sino en la especulación de la tierra. Y este es el problema: ciudades casi guetos, separados por fronteras invisibles y no por espacios públicos de convivencia. Solución: reurbanizar de nuevo para una ciudad amable y segura

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

TATIANA TORO

Matemática de la U. Nacional, nueva directora del Instituto de Investigaciones en Ciencias Matemáticas (MSRI) en EE.UU

$titulo

RÓBINSON QUINTERO

Alias “Macho”, cabecilla de Los Pelusos, y requerido por múltiples delitos, entre ellos contra líderes sociales, capturado.