<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
José Guillermo Ángel
Columnista

José Guillermo Ángel

Publicado el 26 de junio de 2021

Sobre próximas ciudades (9)

Estación Ciencia, a la que llegan directores de Centros de Investigación con sus ayudantes, investigadores profesionales (por lo común profesores universitarios), muchachos pertenecientes a semilleros de ciencia, estudiantes varios de universidad o institutos técnicos (de los que investigan por si mismos o con amigos), doctores en alguna disciplina (por lo común fundamentada en la física y las matemáticas), magísteres que le apuntan al doctorado, jubilados que quieren investigar sobre los oficios y fenómenos en los que trabajaron, filósofos que quieren saber sobre las múltiples variables y fuentes de la episteme, psicólogos, trabajadores sociales y sociólogos que profundizan en ciencias sociales (algo que parece que no es posible porque muchos fenómenos se estudian desde afuera y no desde dentro), financistas que quieren invertir, escritores de ciencia ficción, políticos buscando qué agarrar y curiosos de todo tipo. Incluso llegan los que se quedan dormidos cuando les explican una ecuación.

La ciencia y su variante, la tecnociencia, hacen parte de las ciudades modernas y el conocimiento que producen se llama capital intelectual. Y su funcionamiento es un signo de competitividad, modernismo y globalización. Así, estas ciudades investigan sobre medicina, botánica, revoluciones industriales en veremos o funcionando, posibilidades de nuevas maquinarias, tecnologías apropiadas, nuevos productos químicos, usos de la informática (la cuarta revolución propone, a más de control por datos, lo que se llama el Internet de las cosas: objetos “inteligentes”), movimientos y compuestos sociales, nuevas formas de urbanización, tipos de educación aplicables al aquí y ahora, ayudas a las empresas y manejo de lo rural. La investigación, como las técnicas y tecnologías, es un campo enorme, y todo toca con la ciudad y los ciudadanos bien preparados que produce, que no solo son de tablero sino también de laboratorio.

Pero esto de una ciudad con un capital intelectual creciente no solo depende de las Universidades que tenga, sino del apoyo que les dé el Estado facilitando importaciones, creando infraestructura adecuada para el sector económico que se quiere desarrollar, fomentando los intercambios a través de becas y teniendo como política producir un conocimiento que se aplique primero en lo local y luego, por extensión, en territorios similares. Y en esto sí hay que ser claro: lo que se hace primero es investigar para resolver problemas nuestros, sea en salud, sociedad, industrialización, educación o manejo de recursos, optimizando lo que hay e importando lo que se necesita. El capital intelectual es saber en dónde estamos y qué somos capaces de hacer con lo que sabemos.

Acotación: La investigación seria no es para producir dinero sino para mejorar las condiciones de hombres, mujeres y la Tierra, o sea que, a la investigación científica, en cada campo, hay que añadirle unas obligaciones éticas profundas y un sentido real de sostenibilidad. Si esto se cumple, la ciudad sería un Distrito de Ciencia y una entidad que desarrolla y crece el bienestar ciudadano

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas