<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
José Guillermo Ángel
Columnista

José Guillermo Ángel

Publicado el 19 de octubre de 2019

SOBRE REPENSARES Y UBICACIONES

Estación Piense y Siga, que nunca está llena y permite que los usuarios tomen asiento, miren con atención espacios y gente y, mientras esperan (los tiempos de espera contienen ideas o desesperos, todo depende de la conciencia), hacen inventarios de propuestas hechas y resultados obtenidos, revisan la historia por el contenido más verosímil y lo que este ha generado, leen avisos para saber de qué se trata, encontrando en unos verdades y en otros fantasías, en algunos propaganda y en los menos errores de ortografía o malas disposiciones gramaticales. Y en esto de esperar tranquilos, para seguir con lo necesario, a veces se ven fulanos que deliran y otros que sudan y tiemblan, diablos chiquitos que esconcen cosas y ríen, iluminados que fanáticamente se aferran a una idea que estiran y escurren, se mantienen quietos y cualquier cosa que ven u oigan la toman por agresión. Es que al pensar, el mundo es distinto y las señales más claras.

Repensar (revisar lo pensado) hoy en día es cosa rara. Inundados de datos y emociones, imágenes maquilladas y repeticiones de delirios, mentiras y obsesiones, el asunto de ver las cosas como son y no como queremos que sean, se ha vuelto difícil. Y es que la mayoría (puyada por el aguacero de datos sin análisis ni asidero) opina sin más bases que lo que sienten y los diablos que tienen, hacen catarsis de problemas personales en lo que imaginan y dicen, y buscan utilidades en errores, malas planeaciones y situaciones sin dirección, como si alegar, señalar y no hacer fuera ya un oficio. Y bueno, esto de pensar y seguir, de situarse y saber cuál es la dirección correcta, es casi subversivo. Ya se sabe, si los más están delirando, el enfermo es quien no delira.

Peter Handke, el premio Nobel de literatura 2019, en sus ensayos (sobre El Jukebox, El Cansancio, El día logrado, El lugar silencioso y El loco de las setas), hace una reflexión continuada sobre el pensar con base en una frase: Si estoy aquí, ¿quién era yo? Porque lo que me pasa es lo que he sido y en cosas del tiempo nadie salta sino que se mueve con lo que carga. Y, tomando esta reflexión, entendemos lo que significa pensar (haber llegado en orden) o delirar (llegar sin hacerse). Así, la situación no es lo que pasa sino el resultado de lo que fuimos. No hay azares sino paradas con la carga en orden o en desorden, atados a algo o libres. Así, la situación en la que estamos ubicados, la construimos nosotros.

Acotación: Repensar para ubicarse es un ejercicio necesario. Y si no se practica, andamos perdidos, buscando culpables sin darnos cuenta que lo que nos pasa lo elegimos, como dice Jean Paul Sartre. América Latina es el ejemplo: por tanto delirio es que vamos saltando, cayendo, chocando..

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

FILARMÓNICA JOVEN
La Filarmónica Joven de Colombia cumple diez años. Sus más de 100 integrantes harán gira nacional.

$titulo

DANIEL RENDÓN HERRERA
Alias “Mario”, suma una nueva condena penal a su largo prontuario. Esta vez por dos homicidios.