The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 16 de abril de 2019

Thomas Edison no estaría feliz

Por J. HEYWOOD EDISON SLOANE Y C. BARRY EDISON SLOANE

Entre los más de mil inventos de Thomas Edison, su desarrollo del bombillo incandescente patentado seguramente está entre los mejores. Sin embargo, Edison, nuestro bisabuelo, reconoció el desperdicio del bombillo desde el principio. Emitió casi el 90 % de su energía en forma de calor en lugar de luz. Aún así, aunque el bombillo funcionó extremadamente bien en su propio tiempo, nunca la vio como el juego final.

Nuestro bisabuelo consiguió varias patentes para múltiples inventos, incluyendo el bombillo, siempre con la idea de que podían y deberían ser mejorados.

Tomó más de un siglo para que otros se ingeniaran un bombillo incandescente mucho más eficiente. Ese es el tipo de progreso que Thomas Edison habría recibido con entusiasmo.

A pesar de estos avances monumentales, el Departamento de Energía ahora quiere revertir los nuevos estándares de eficiencia firmados a ley por el presidente George W. Bush y actualizados, según fuera necesario, durante la administración de Obama. La última actualización agregó bombillos ineficientes de tres vías, reflectoras, con forma de globo y candelabros a la lista cubierta por los estándares. Estos bombillos incandescentes y halógenos se utilizan en hasta 2,7 mil millones de enchufes de iluminación, casi la mitad de todos los enchufes convencionales en hogares y empresas estadounidenses.

Los nuevos estándares, que requerirían que estos bombillos fueran tan eficientes como los ampliamente utilizados en forma de pera y eliminarían a los incandescentes y halógenos ineficientes, se aprobaron en 2017 en los últimos días de la administración de Obama después de un proceso de elaboración de normas de más de dos años. Los fabricantes y minoristas se han estado preparando desde entonces para que las nuevas reglas entren en vigencia el 1 de enero de 2020.

Desafortunadamente, la administración de Trump planea retirarse de esa decisión y eximir a estos bombillos de los estándares. Si eso sucede, los consumidores estadounidenses perderán un ahorro anual estimado de US$ 12 mil millones en sus facturas de servicios públicos, o alrededor de US$ 100 para cada hogar, según el Proyecto de Concientización sobre los Estándares de Electrodomésticos. También significa que será necesario generar más electricidad: el equivalente a lo que generan 25 plantas de energía de 500 megavatios que queman carbón, según los cálculos del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, crean la misma cantidad de contaminación que emana de los tubos de escape de 7 millones de autos al año .

La Unión Europea ya ha prohibido bombillos incandescentes y halógenos, y muchos países en desarrollo están en el proceso de hacer lo mismo, lo que significa que Estados Unidos podría convertirse en un vertedero para bombillos baratos que desperdician energía.

El Congreso y el público deben registrar su fuerte oposición con el Departamento de Energía antes del 3 de mayo para aumentar las probabilidades de que la agencia haga lo correcto y mantenga estos nuevos estándares de ahorro de energía, no restringir su alcance.

Además de abandonar los estándares para esos bombillos incandescentes y halógenos, la administración Trump podría optar por no hacer cumplir los estándares que requieren que los bombillos tradicionales en forma de pera y otros sean al menos 65 % a 70 % más eficientes que los viejos incandescentes, comenzando el año entrante. El estado de California impuso tal requerimiento el año pasado, pero un abogado del Departamento de Energía dijo en una audiencia administrativa en febrero que el departamento no se considera a sí mismo obligado a hacerlo a nivel nacional, aunque una decisión aún no había sido tomada.

Estas acciones se producen a medida que enfrentamos crecientes amenazas del cambio climático.

Lamentablemente, intereses especiales han surgido una vez más. Los grandes fabricantes de bombillos respaldados por el Departamento de Energía prefieren tomar el camino barato, ineficiente y perjudicial para el medio ambiente para obtener ganancias a corto plazo. Sacrificarían nuestro bien común por su codicia egoísta.

El bombillo de nuestro bisabuelo ayudó a cambiar el mundo. Pero tiene casi 140 años y ya es hora de modernizar. Thomas Edison habría sido el primero en decirlo

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    SIRI HUSTVEDT
    La escritora estadounidense fue anunciada ayer como Premio Princesa de Asturias de las Letras 2019.

    $titulo

    ROBERTO PRIETO URIBE
    Exgerente de campaña de Juan Manuel Santos fue condenado a cinco años de cárcel por corrupción.