<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Humberto Montero
Columnista

Humberto Montero

Publicado el 06 de octubre de 2020

Trump y Sánchez: dos caras de la misma moneda

Estamos salvados. Después de firmar el peor guion de una película de catástrofes, en el que el presidente de Estados Unidos acaba contagiado de un virus chino que provoca una pandemia global en vez de liderar la salvación de la Tierra, Trump ahora nos va a contar su experiencia con la covid-19. “Ha sido muy interesante, he aprendido mucho sobre la covid. Lo he aprendido yendo a la auténtica escuela. Lo he aprendido y entendido y os lo voy a contar”, aseguró después de poner en peligro a todo su servicio de seguridad al salir contagiado de su habitación para saludar a sus fans. Hay que ver qué salero tiene este hombre. Por lo visto Trump es ahora un experto en la materia, quizá por eso se ha saltado la reclusión y expuesto a decenas de personas ante uno de los virus más expansivos que existen.

Estoy en un sinvivir aguardando que Trump nos deleite con su experiencia. Quizá nos descubra que sus médicos le aplicaron lejía en vena o alcohol de quemar en un gotero. Al menos ya sabemos que el presidente de EE.UU. sabe de primera mano que la covid-19 existe. No en vano, lo ha aprendido a las bravas, como es él. Contagiándose. Así es como los científicos deberían investigar, pegándoselo unos a otros, si seguimos ese razonamiento de granjero de los pantanos de Alabama.

Resulta paradójico que los tres mayores defensores de la inofensiva expansión de la covid-19 hayan resultado contagiados. A uno de ellos, el británico Johnson, incluso le ha cambiado el rictus de su cara y parece más envejecido de lo que ya aparentaba antes de la enfermedad.

Pero no quiero hacer sangre. Otros líderes mundiales se han comportado con similar bajeza que el trío calavera. Pongo el ejemplo del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quien disponía de información de primera mano meses antes de que la pandemia llegara a España. Además, Sánchez recibió decenas de informes de inteligencia alertando de la peligrosidad del virus, pese a lo cual el Gobierno español se pasó enero, febrero y hasta la primera semana de marzo asegurando a la población que era como una gripe, incluso más leve. Por eso los chinos habían cerrado Wuhan a cal y canto, una ciudad de 11 millones de habitantes, y construido un megahospital en tiempo récord. Por eso en el norte de Italia estaban cayendo ancianos como chinches.

La semana previa a que Sánchez reconociera que España debía confinarse, después de autorizar una manifestación feminista el 8-M en Madrid, epicentro de la pandemia en ese momento, el Gobierno socialcomunista y sus presuntos expertos defendían que en España no pasaría lo mismo que en Italia porque el sistema sanitario español era muy superior al italiano. Mientras, miles de italianos y españoles viajaban entre ambos países sin restricciones.

Después de todo, este mentiroso compulsivo, capaz de todo para chupar bien toda la vida de la teta del Estado, y sus socios comunistas, ninguno de los cuales ha tenido luces para trabajar en una empresa privada en su vida, pretende cambiar el relato y hacer creer a todos los españoles que era imposible predecir lo que iba a pasar. Quizá los chinos podrían escudarse en ese pretexto, pero no quien tenía el ejemplo de Wuhan y el de Italia muy recientes.

Pero saben qué, aunque los europeos nos creemos intelectualmente superiores a los gringos, aquí también tenemos palurdos a paladas. Al fin, no hay mucha diferencia entre Trump y Sánchez.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

MEDEJAZZ

Cumple 25 años y los celebra con conciertos presenciales y conferencias virtuales.

$titulo

FIESTA CLANDESTINA

En el túnel de Amagá, un tumulto de jóvenes desafió todas las medidas de seguridad.