<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Beatriz de Majo
Columnista

Beatriz de Majo

Publicado el 13 de marzo de 2019

Un tema de conveniencia

A pesar de que tradicionalmente las inversiones en América Latina han sido consideradas por China como operaciones de alto riesgo, la relación que el gran coloso de Asia desarrolló con Venezuela a través de los años de Revolución fue muy estrecha. Las inversiones y los empréstitos colocados en el país tropical alcanzan varios sectores de actividad desde el petrolero, pasando por la agroindustria, el sector automotriz y hasta el aeroespacial, por solo citar algunas.

Son muchos los que afirman que la sintonía ideológica entre Pekín y Caracas, durante los años revolucionarios era total y que ello se constituía el principal sostén de los riesgos que el coloso de Asia decidió correr en Venezuela. Lejos de allí.

Hace rato ya que los gobiernos chinos se desenvuelven dentro de los parámetros de un marcado capitalismo de Estado, aunque en el manejo político interno del país se comporten dentro del más absoluto totalitarismo. Venezuela, al igual que otros países de América Latina, encajaba dentro de una estrategia política de alto riego, pero, al propio tiempo, de alta rentabilidad.

Lo que sí era geopolíticamente determinante, en el caso de la alianza China/Venezuela, era la conveniencia de los asiáticos de tener una punta de lanza bien atornillada en un continente prometedor en lo económico, altamente demandante de sus productos y, a la vez, capaz de proveer materias primas en volúmenes significativos para los más de 1.300 millones de consumidores que moraban dentro de sus fronteras.

Ello justificaba los empréstitos a los gobiernos revolucionarios y, al propio tiempo era el fundamento de sus inversiones directas, por ejemplo, en empresas productoras del sector petrolero. Venezuela recibió, en las últimas dos décadas 60.000 millones dólares en créditos chinos. Para nadie es un secreto que un alto componente de estos préstamos se pagaba en barriles de crudo, dentro de una fórmula de repago que beneficiaba nítidamente al prestamista. Y ello duró mientras la producción petrolera venezolana fue alta y suficiente.

Donde sí hubo un dramático desenfoque de visión de parte de los líderes chinos, era en su ingenua creencia de que podían confiar en la seriedad del manejo económico de los gobiernos de Hugo Chávez primero y de Nicolás Maduro, cuando el primero falleció. La realidad de hoy hace ver, con diáfana claridad, que poniendo a un lado el factor de corrupción y de robo de recursos que cuenta por mucho, los dos gobiernos revolucionarios se caracterizaron por un desastroso manejo de la economía venezolana en sus años de mayores ingresos, lo que derivó en su quiebra y en el lamentable estado de pobreza y de caos que es conocido hoy.

Ahora canta otro gallo. El declive económico del país es indetenible, lo que augura a China muy delgadas posibilidades de recuperación de sus empréstitos y de rentabilización de sus cuantiosas inversiones en Venezuela. Pero si, dentro de la más absoluta sindéresis, en Pekín se hace el esfuerzo de revisión del Plan País presentado por Juan Guaidó para la recuperación del país, que es el resultado de un esfuerzo compartido de todos los partidos de oposición que lo apoyan, y a la vez, miran de cerca los aspectos relativos a la recuperación de la industria petrolera que serán puestos en marcha tan pronto el impasse político actual sea superado, en Pekín no vacilarán en formular una política de relación con Venezuela de apoyo al gobierno nuevo que sea cónsona con sus intereses.

La milenaria prudencia china es la que explica que hasta el presente, su posición en torno a la crisis política venezolana, no haya sido la de apoyar a Nicolás Maduro ni la de reconocer a Juan Guaidó. Ha sido la de abstenerse de opinar en torno a los asuntos internos de su gran socio en Suramérica.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

VUELTA ESPAÑA

Comienza hoy, con favoritismo de varios ciclistas colombianos que pueden dar otra alegría al país.

$titulo

ALIAS “FRITANGA”

El narcotraficante Camilo Torres Martínez será deportado desde Estados Unidos hacia Colombia.