<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 06 de diciembre de 2019

Uno también es culpable

Por Silvio Alejandro Sierra O.

Universidad de Caldas
Facultad de Derecho, semestre 2
silvio.511911045@ucaldas.edu.co

La noche anterior rondaba en mi cabeza todo lo que está sucediendo. Incesantemente cuestionaba qué hacía por mi país, por el presente y por el futuro. Recordando la salida del 21 de noviembre a las calles, me preguntaba si había sido suficiente, a lo que concluí desilusionado con una negativa.

No puedo estar tranquilo sabiendo que el derecho a protestar es debilitado por un miedo creciente, ni con una zozobra inmensa por saber si nuestros compañeros llegaron a sus casas sanos y salvos... Claro que no puedo estar tranquilo cuando salir a protestar se convirtió en algo vandálico y en esa medida las fuerzas policiales actúan inclementemente, me dije.

Al otro día caminando por la calle me topo con un mensaje en un establecimiento cualquiera que, escrito a mano sobre un tablero de acrílico, decía: “Uno también es culpable si vive tranquilo en medio de la injusticia”.

Momentos después mi padre pregunta si resolví asistir a la manifestación, a lo que respondí con un rotundo sí.

- Esas personas son unos bandidos, me dijo.

- Es cierto que existen unos cuantos desadaptados con aires belicosos, pero también es cierto que no podemos meter a todos en un mismo saco, repliqué.

Ahora digo: no podemos ser tan injustos con los miles de personas que se dirigen a las calles con la esperanza de tener un país mejor. Marchar en estos momentos debe ser simplemente un actuar democrático que nos recuerda al menos por una vez algo que nos une para olvidar todo lo que nos separa.

Como no quiero ser culpable de las injusticias que significa participar en una marcha, protesto para que la protesta sea respetada. Y para hacer más sencilla la interpretación de dichas manifestaciones, lo resuelvo así: Queremos diálogo inmediato e interinstitucional. Las protestas no se deslegitiman ni se reprimen, se escuchan.

Se es culpable cuando se vive tranquilo, sin preocupación y sin interés. Cada persona que ha salido a expresar su inconformidad está dejando en evidencia quién falta por cumplir su deber, ahora bien ¿dónde están los culpables de este estado de conmoción?.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

GUSTAVO DUDAMEL

El reconocido director venezolano renovó contrato y sigue al frente de la Filarmónica de Los Angeles.

$titulo

“COSQUILLEO” EN EL CENTRO

62 % creció este delito en 2019 frente a 2018 al registrarse, en promedio, un atraco cada dos horas.