<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Proantioquia
Columnista

Proantioquia

Publicado el 26 de abril de 2021

Vacunar a los maestros para
que vuelvan los niños a la escuela

Por Iván Darío Gómez Castaño*

www.proantioquia.org

Ante el paso del tercer pico de contagios por covid-19 vuelven los cierres parciales de diversos sectores sociales y económicos en el país. Para las escuelas, y en general el sistema educativo colombiano, no ha existido un descongelamiento pleno de las infraestructuras y organizaciones que prestan servicios educativos. Lo anterior, tal como lo han resaltado múltiples investigaciones, entre ellas el último informe de la Oecd, ha llevado a que muchos países evidencien retrocesos drásticos en los avances alcanzados en el mejoramiento de la cobertura y calidad de la educación que se imparte en sus territorios.

El cierre de las escuelas detona otro tipo de crisis sociales recurrentes en nuestra historia: desde los índices de desnutrición y maltrato infantil hasta el impedimento para crear ambientes que permitan el desarrollo socioemocional de los estudiantes. La escuela le dio la espalda a quienes más lo necesitaban, cediendo el acompañamiento que procuraban diversas comunidades vulnerables. La escuela y la educación no pueden entenderse como un asunto optativo, su razón de ser debe de estar en el servicio permanente a quienes entienden en el conocimiento la oportunidad de acercarnos a nuestra condición humana y aprender de ella; la escuela no puede ser un capricho al que le dedicamos horas, debe de ser un sueño perpetuo e inagotable, pues nos acerca como congéneres en un mejor arquetipo social.

Ahora, en diversos territorios del país las escuelas han comenzado a retornar de manera segura, lo cual muestra que existen condiciones bajo las cuales es posible una reapertura gradual y segura. No obstante, un asunto apremiante para dar fecha a dicha reapertura generalizada de las escuelas sería la vacunación de maestros y maestras. La posibilidad de priorizar la vacunación de los docentes de instituciones educativas oficiales es bastante razonable, entendiendo que la edad promedio de los docentes en Colombia es de 44 años y el 35 % de estos tiene más de 50 años. Es importante entender esta solicitud que emerge de los docentes como acción complementaria a los esfuerzos que desde el Ministerio de Educación Nacional se adelantan para concertar con los municipios y departamentos el despliegue de recursos y elementos de bioseguridad. Una posibilidad sería identificar las poblaciones de docentes con más altos riesgos de severidad ante la eventual infección por la covid-19 y priorizar su inmunización prontamente. Es importante recordar que de los más de 308.000 docentes existe una porción para nada menor de 110.000 que por rango de edad podrían ser priorizados y de esta forma comenzar a reactivar las escuelas del país.

Según el plan nacional de vacunación el país ha adquirido biológicos para inmunizar 37,5 millones de colombianos aproximadamente. Entendiendo que la población docente es de unos 300.000 maestros del sector oficial, adelantar su vacunación a Etapa 2 implicaría movilizar el 0,8 % de las vacunas ya presupuestadas. Es importante recordar que con la priorización de ese 0,8 % de la población a vacunar se podrían descongelar más de 8.600 escuelas y retornarían actividades de alternancia más de 8 millones de estudiantes del sector oficial. Por otro lado, no termina siendo igual de razonable la solicitud de algunos gremios de docentes al exigir la vacunación de estudiantes mayores de 10 años para condicionar el regreso a las escuelas; sobre esto no existe evidencia ni capacidades inmediatas para solventar esta necesidad.

Reconocer la vulnerabilidad de esta población y encontrar los mecanismos para que retornen a la escuela debe de ser una de las prioridades, en especial para los territorios rurales donde la insuficiente conectividad y recursos educativos han exacerbado la brecha social ya presente al comparar con el entorno urbano

* Químico Farmacéutico, PhD en Ciencias Biológicas. Director de Educación y Cultura de Proantioquia.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas