<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Eduardo Durán Gómez
Columnista

Eduardo Durán Gómez

Publicado el 31 de agosto de 2019

Vanguardia: 100 años

Que un diario cumpla 100 años, en un atormentado país como Colombia, explica el significado de la proeza de un periplo vital que condensa las más asombrosas expresiones que sirvieron para fundarlo, para forjarlo, para sostenerlo y para proyectarlo.

Alejandro Galvis Galvis, el afortunado e iluminado protagonista de esta historia, en sus impresionantes memorias, relata con claridad cómo fue su inspiración: un periódico que sirviera para difundir y defender las ideas liberales, pero a su vez que fuera un medio de información y de impulso de los más nobles ideales, por su región: el departamento de Santander, y por su país: Colombia.

Hace 100 años, cuando la idea cuajó, Galvis Galvis era un joven soñador: abogado ya, era dueño de un sentimiento de enorme grandeza, razón por la cual emprendió esta empresa que a todos parecía idealista y para muchos se advertía romántica, efímera y hasta errática.

Pero no contaban con que el fundador era un hombre de empuje, valiente, fogoso y resuelto, a quien los propósitos no lo aminoraban, ni lo hacían desfallecer en medio del camino, sino que lo llenaban de aliento y motivación, en donde el reto nacía y la acción no desfallecía.

Fundó La Vanguardia Liberal, como la llamó inicialmente y en ella colocó sus ideales, sus sentimientos, sus luchas y sus esperanzas. Supo sostenerlo contra todas las mareas presentes, y habiendo sufrido la incomprensión, la persecución y la extrema crueldad contra su causa, ahí estuvo siempre presente y actuante, con su mirada penetrante, su actitud en posición de arrojo, su conciencia tranquila y su voluntad incólume.

Contó con la inmensa fortuna del apoyo familiar: su esposa Alicia Ramírez de Galvis, supo exhibir un carácter como el de él, y una capacidad de trabajo para quien nada le resultaba imposible.

Y así fue como vinieron sus hijos, formados en el rigor de esos preceptos, entendieron que su misión no podía ser inferior a los resultados del camino recorrido.

Alejandro Galvis Ramírez fue entonces el continuador, a quien le correspondió darle vida a la empresa, quien ideó un futuro de emprendimiento y de clara visión: recibió un presente lleno de grandeza y supo añadirle un porvenir: con talento, con trabajo y con sacrificio.

Ahora la tercera generación, representada en el tercer Alejandro, prosigue esa empresa bajo sólidas columnas que saben soportar muy bien su estructura.

Tuve la inmensa fortuna de conocerlos a los tres y de comprobar que cada uno ha sabido responder a su compromiso. Me siento de esta casa, donde también he tenido mis responsabilidades, y eso me autoriza para decir lo que digo.

(Colprensa)

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

JOSÉ ALEJANDRO CORTÉS
El destacado empresario recibió del presidente Iván Duque la Cruz de Boyacá, por su impecable trayectoria.

$titulo

HUGO “EL POLLO” CARVAJAL
Exgeneral venezolano. Justicia de España autorizó su extradición hacia EE.UU. pero le perdieron el rastro.