<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Humberto Montero
Columnista

Humberto Montero

Publicado el 24 de noviembre de 2022

Venezuela: un paracaídas para 28 millones

En la Venezuela chavista todo es un disparate. En un régimen que es capaz de argumentar para su litigio con Guyana, a quien reclama el 70 % del territorio, que esos 160.000 kilómetros cuadrados situados al oeste del río Esequibo le pertenecen porque su régimen bolivariano es heredero de los derechos territoriales de España sobre aquellas tierras, todo eso pese a exigir a la Madre Patria que se disculpe por la Conquista, cualquier cosa es posible. La penúltima, sacar pecho porque la inflación “solo” ronda el 120 % del Pib acumulado hasta octubre gracias a espectacular gestión del tándem Maduro-Delcy.

Pero como no nos chupamos el dedo, vamos a explicar lo que está pasando de verdad. En Venezuela, donde hasta hace poco costaba más el litro de agua embotellada que el de combustible, todo lo impregna el petróleo. Solo así se entiende sus auges y sus declives. Entre 2014 y 2015, el precio del barril de la Opep, en el que se encuentra el Merey venezolano, pasó de un promedio de 96,29 dólares a solo 49,49 dólares. Por entonces, las rentas del petróleo representaban el 11,4% del Pib del país caribeño, la mitad que en 2005 (30,9 % del Pib), según el Banco Mundial. El mayor activo de Venezuela, a pesar de su menor incidencia, valía la mitad después de casi un lustro por encima de los 100 dólares. En 2016, el crudo Opep tocó suelo en 40,76 dólares y comenzó la época de la “hiperinflación” que trajo más de un lustro de penurias. En 2017, la inflación anual alcanzó el 862,6 %, según el Banco Central, y en 2018 cerró con una tasa de 130.060 %, provocando un éxodo masivo. Desde entonces, con los precios del barril en los 64 dólares de 2019 y los 41,47 dólares de 2020, la economía venezolana no ha hecho más que deteriorarse. De hecho, en 2020 la inflación anual fue 2.968,8% y, según el mismo Bcv, 2021 cerró con el 686,4%.

A la caída de precios se unieron las sanciones y la espantada de inversiones a consecuencia de la deriva del régimen. Venezuela, que llegó a producir 3,2 millones de barriles diarios en 1997, cuando el chavismo todavía no había llegado al poder, sufrió un retroceso récord que la llevó hasta cotas de 1934 (con un suelo de 392.000 bpd en julio de 2019), registrando una extracción de apenas 434.000 barriles al día en noviembre de 2020, afectada no solo por las sanciones sino por la caída de la demanda a consecuencia de la pandemia de Covid-19. La industria petrolera venezolana, el monocultivo, se desmoronó y el país se fue al carajo.

Sin embargo, la invasión rusa de Ucrania, la crisis energética y el alza de los precios petroleros están cambiando paradigmas. Venezuela vuelve a ingresar recursos financieros después de casi ocho años de caída libre y eso se deja notar.

Hoy, según los últimos datos, la producción petrolera llegó en octubre a 717.000 barriles por día. Venezuela sigue lejos de la meta fijada por Maduro de producir 2 millones de barriles diarios a finales de 2022, para lo que necesita incrementar su bombeo un 178% en dos meses. Se trata de un cambio en la tendencia en caída libre de la mayor y casi única fuente de entrada ingente de divisas del país.

La mejoría del mercado petrolero tiene una traducción directa en el ciclo hiperinflacionario. Con el dato de octubre, Venezuela acumula una inflación del 119,4% este año, la mayor del mundo junto con Zimbabue, y cerrará el año peleando con Sudán por evitar ser el segundo país del mundo donde los precios están más descontrolados, según los pronósticos de otoño del FMI, que dan una inflación del 285% para Zimbabue, del 220% para Venezuela y del 155% para Sudán.

Mientras, el bolívar se devaluó un 16% frente al dólar estadounidense en los últimos 30 días, según la cotización oficial ofrecida por el Banco Central (Bcv) y el 53 % de los venezolanos viven por debajo del umbral de la pobreza.

Los casi 28 millones de pasajeros de un avión que caía en picado y que está al borde de estrellarse han hallado un paracaídas. ¡Buen trabajo!

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas