<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 23 de octubre de 2019

Vigilar y castigar

Por Filanderson Castro

Universidad de Antioquia
Sicología, semestre 9
filanderson3@hotmail.com

Es innegable aceptar que nuestra sociedad, y entre ella nuestra ciudad, se plantea bajo el modelo de vigilancia y castigo, un sistema desfasado que le abre camino a los mandatarios para mantener a la población dependiente a sus modelos legislativos, dándole cabida al desarrollo de una corrupción sin detractores.

Las nefastas consecuencias sociales planteadas por el gran Michel Foucault sobre el ejercicio del poder en la sociedad, brindan un espacio de reflexión y autocrítica sobre aquello que hacemos y creemos es lo correcto frente a la criminalidad, sin embargo, si el método de vigilancia y castigo es el más adecuado ¿por qué los índices de homicidio no disminuyen e incluso aumentan?

Múltiples respuestas pueden encontrarse frente a esta incógnita, pero muchas de ellas nos llevan a los métodos de crianza como punto en común, no formamos niños y niñas para que no hagan ciertas cosas porque es lo correcto no hacerlas, sino porque el hacerlas traerá como consecuencia un castigo generado por un ente de vigilancia; madres, maestros, policías e incluso “dios”.

Así, bajo el mismo modelo, formamos ciudadanos que no tienen la criminalidad como un evento que deba evitarse naturalmente por convicción ético-moral, sino porque es algo que la sociedad castiga, entonces ¿por qué sigue sucediendo? Hay que tener en cuenta que la vigilancia más que un elemento de presión física es un elemento de presión psicológica y así como el estado de animo puede decaer, el efecto vigilante de las cámaras y los castigos, también; entonces, ante la disminución de la vigilancia, la población actúa deliberadamente.

En conclusión, sea conveniente o no, el modelo de vigilancia y castigo no es el mejor método para crear una sociedad libre de crimen, incluso puede ser este uno de los causantes de dicho mal, lo cierto es que solo la educación puede generar un verdadero cambio que permita que no nos sigamos desangrando bajo una solución social tan antigua como la criminalidad misma.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

TALENTO MUSICAL COLOMBIANO

Cepeda, Fonseca, Juanes, Juancho Valencia , reconocidos con premios Latin Grammy.

$titulo

“LA OFICINA” DE GUARNE

Banda delincuencial dedicada al tráfico y expendio de drogas. 38 de sus miembros fueron capturados.