<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Aldo Civico
Columnista

Aldo Civico

Publicado el 22 de junio de 2019

Voz Profética

Hace algunos días escuché una entrevista con la hermana Joan Chittister, una monja benedictina quien es considerada una de las líderes espirituales contemporáneas más escuchadas. Confieso que no estoy acostumbrado a leer o a escuchar monjas, y aún menos a curas católicos. Pero la hermana Joan ha sido en los Estados Unidos una voz provocadora y profética—y a las voces provocadoras hay que prestarles atención porque saben leer los signos de los tiempos con verdad y coraje, y tienen el propósito de sacarnos de nuestros conformismos. Además, estos son tiempos donde estamos normalizando muchas aberraciones.

Antes de compartir con ustedes lo que escuché de la hermana Joan, quiero contarles un poco sobre ella. Esta monja tiene 82 años, practica natación todos los días y durante los últimos 50 años ha luchado por los derechos de las mujeres. Una ferviente promotora de la justicia social, su propósito superior ha sido luchar contra las fuerzas sociales que oprimen y silencian. La “sister” es una verraca.

La hermana Joan es tan polémica que, hasta el mismo Vaticano, en los tiempos del papa Ratzinger, trató de silenciarla. En 2001 el Vaticano ordenó a los benedictinos que le prohibieran a la hermana Joan hablar sobre discipulado en la conferencia Mundial de Ordenación de Mujeres en Dublín. Apoyada por su comunidad religiosa, la “sister” habló de todos modos. Autora de 50 libros, la hermana Joan ha ganado 16 premios de la Asociación de la Prensa Católica y es la copresidenta de la Iniciativa de Paz Global de las Mujeres. La hermana Joan me recuerda mucho a la hermana Alba Stella Barreto del barrio de Aguablanca en Cali, quien falleció a principios de este año. Una monja cuya voz asusta a los jerarcas del Vaticano, hay que escucharla.

Hablando de su último libro, El tiempo es ahora, la hermana Joan, en la entrevista que escuché, declara su preocupación por el momento en el cual vivimos. “Es un tiempo para mi difícil”, dice. “Todo lo que yo he aprendido a lo largo de mi vida sobre el valor del respeto y de la responsabilidad parece haber sido olvidado”. Dice la hermana que estos son tiempos donde estamos normalizando el racismo, el sexismo y la discriminación. Pero lo que más le preocupa a la hermana Joan es el silencio culpable de la mayoría.

Este silencio radica en la ilusión de que cada uno de nosotros es un miembro independiente de la sociedad, que podemos dar la espalda, por ejemplo, a la progresiva destrucción de la noción de bien común. Este es el silencio de los indiferentes. También es el silencio de quienes aceptan la situación tal como se presenta, y no creen en la posibilidad de un cambio. Es el silencio de los conformistas y de quienes se lavan las manos. Es el silencio que, en el siglo pasado, permitió el holocausto y otros genocidios. Al silencio hay que oponer un compromiso ético y espiritual. Por eso hoy vivimos un tiempo crucial para elegir cuál es el futuro que queremos—si es que queremos que haya futuro.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

EXPOSICIÓN DÉBORA ARANGO

Desde el 11 de noviembre, hasta diciembre, muestra abierta de parte de su obra en Parques del Río.

$titulo

JOSÉ MARÍA BALLESTEROS

Ex gobernador de La Guajira fue condenado a 15 años de cárcel por peculado y concusión.