• Medellín, 23 de septiembre de 2014
Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
  •   
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Versión imprimible
  • Enviar a un amigo
Heliconia, un pueblo del paraíso
Róbinson Sáenz, Heliconia | Aún se conservan dos chimeneas que tienen aproximadamente 250 años de historia junto a la casa de Alberto Correa. Mario Velásquez es el propietario de una de las cuatro fincas que cultivan las flores tradicionales del pueblo. Tiene 11 variedades de heliconia como ave del paraíso, muela de langosta, valeriana roja y naranjada, rostrata, entre otras de 1 a 7 metros de altura.

Heliconia, un pueblo del paraíso

AL OCCIDENTE de Medellín se encuentra un jardín lleno de guacas cuyos tesoros brotan de la tierra y deslumbran por sus colores
Carolina Calle | Enviada especial, Heliconia | Publicado el 5 de marzo de 2010

Cuando fundaron a Heliconia en 1814, nadie creía que regar la sal traía mala suerte.

Desde la época prehispánica los indígenas encontraron los yacimientos de agua salada y descubrieron la fórmula mágica para separar la sal del agua.

Los nativos de estas tierras aprovecharon el carbón que sacaban de las minas para mezclarlo con el fuego y calentar los recipientes repletos del líquido hasta que saliera la última burbujita, se desvaneciera el agua y dejara los puntitos blancos en el fondo para luego salir al trueque e intercambiarlos por pepitas de oro con los titiribíes, guacos y arvíes.

Cien años después de la fundación del pueblo nació doña Carlina, quien dedicaría su niñez al pico y pala en las minas de carbón y su juventud, a sacar los bultos sobre la espalda colgados de la frente.

Don Alberto era un niño cuando en Heliconia florecía el boom salinífero. Si Papá Noel hubiera pasado por Heliconia a principios del siglo XX, se le habrían agotado los regalos en el trineo porque en aquellas navidades ya existían 36 chimeneas gigantes.

El humo negro o blanco que salía de ellas cuando hervían el agua en grandes calderas, era la señal del gran emporio antioqueño que decaería cuando descubrieran que adentro de las montañas también había sal.

Y es que hasta para la Iglesia era un elemento sagrado que marcaría el gusto de los niños de la época que fueron bautizados. Doña Carlina recuerda que hace más de 90 años, antes de que el sacerdote pronunciara el nombre del niño en el bautismo, además de ungirle la frente con agua bendita, los niños debían sacar la lengua y probar el dedo que el sacerdote embadurnaba de sal.

Solamente hasta que Aleida escuchó esta anécdota de su abuela comprendió por qué cuando le servía la comida simplona, doña Carlina le reclamaba "¿a usted no la bautizaron o qué?

Ya sabe por qué la abuela es tan salada y no le puede faltar en la mesa ni en la cocina, un tarrito de sal.

El pueblo del tesoro
Muchos años después el municipio de Heliconia también fue llamado Guaca. Según cuenta el asesor de cultura y eventos municipales, Silveiro González, muchos indígenas prefirieron enterrarse a sí mismos en compañía de sus familias y sus riquezas, en vez de caer rendidos ante los españoles y entregarles el tesoro que sudaron toda la vida.

De ahí la tradición que muchos tienen en Semana Santa cuando salen el viernes de crucifixión a rescatar entierros de indígenas.

Albeiro ha rechazado más de una vez la propuesta que le hacen los campesinos de la vereda "para encontrar luces que arden en el campo".

Y es que desde que aprendió a cultivar 11 variedades de heliconias, ha concluido que en vez de esperar un día al año para cavar un hueco sin garantías de encontrar oro, prefiere hacer un hoyo de un metro y cuarenta centímetros de profundidad y esperar unos meses para que salgan tesoritos de tallos gruesos y pétalos de colores. Los 60 nietos, 34 bisnietos y 10 tataranietos de doña Carlina también descubrieron que en Heliconia tienen un tesoro de 95 años que alumbra cada día cuando la mujer más dulce les narra sus cuentos de sal.


» Interacción y participación

167
4.7

Heliconia, un pueblo del paraíso

Calificación de los lectores de ElColombiano.com: Heliconia, un pueblo del paraíso Link has been Rated 4.7 stars
Vote por este artículo

Comentarios de los lectores

- ¿Qué es ésto? Normas de uso -

Importante: Para comentar e interactuar con otros usuarios de elcolombiano.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de EL COLOMBIANO.

7 Comentarios - 23 de septiembre de 2014
  • Usma Comentario realizado el 3/19/2011 11:28:43 PM

    En Heliconia es necesaria una apropiación visceral de sus habitante por su contexto, que lo reconozcan como propio, recuerden su historia pero también la reinventen utilizando métodos institucionales e intersectoriales en los que su direccionamiento sea la construcción de progreso y tejido social. JOVENES USTEDES SON EL PRESENTE, heredenles a sus hijos un paraíso de oportunidades!

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • crisanto1985 Comentario realizado el 3/17/2011 10:10:07 AM

    Como dice su himno.. Oh riquezas olvidadas que están El recuerdo de tiempos ya idos Y sus ruinas nos hacen llorar. Lo que pasa es que MI MUNICIPIO a tenido Políticos mas no administradores por eso hoy reposa en el olvido.. JÓVENES EL FUTURO esta en nuestras manos...

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (1 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • Juand Comentario realizado el 3/7/2010 11:53:33 AM

    El periódico debería sacar en especial sobre nuestras costumbres, historias antioqueñas y con relación directa a mitos y leyendas. Muy agradable leer este tipo de relatos. Juand

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • orjede59@hotmai Comentario realizado el 3/7/2010 11:02:24 AM

    que rico que se acuerden de heliconia,alli comenzo a funcionar la primera moneda colombiana, la sal.era el trueque numero uno,por cualesquier articulo, pueblo olvidado, por muchas generaciones,alli comenzo la industria,de la sal que a tantos paices del mundo , llego.sal medicinal,a la cual se le atribuyen tantos beneficios.heliconenses, ?cuando volveremos a ser pujantes?, juventud metanse en el cuento, que alli nuestros antepasados fueron muy pujantes.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • dariomarin Comentario realizado el 3/5/2010 6:17:42 PM

    Muy buenos comentarios sobre la sal y los entierros, todavía hay la creencia de los entierros que alumbran los viernes santos, he visto campesinos en el Municipio de Yolombó saliendo en las horas de la noche a esperar que les alumbre el entierro.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)

» Quizá te interese leer también

  • Versiones Moviles
  • iphone
  • ipad
  • android
  • blackberry
  • windows-8
  • windows-phone

Copyright © 2014 EL COLOMBIANO S.A. & CIA. S.C.A. Términos y condiciones | Política de privacidad y uso de información personal | Política de tratamiento de la información personal | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 890901352-3 | Dirección: Carrera 48 N° 30 Sur - 119, Envigado - Antioquia, Colombia | Conmutador: (57) (4) 3315252 | Bogotá: (57) (1) 4156764
Fax: (57) (1) 4157508 | Línea de atención al cliente: (57) (4) 3393333


  • iab
  • pera
Siga en tiempo real las principales noticias de Medellín, Bogotá, Cali, Pereira, Cartagena, Manizales, Barranquilla, Estados Unidos, España, México, Venezuela, Argentina, Chile, Perú, Canadá.