• Medellín, 1 de noviembre de 2014
Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
¡LO QUE COMEMOS!
  •   
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Versión imprimible
  • Enviar a un amigo

¡LO QUE COMEMOS!

Por MARÍA CLARA OSPINA | Publicado el 12 de junio de 2013

Cada día oímos del aumento del cáncer en personas de todas las edades. Es una especie de "epidemia". Con seguridad, todos mis lectores conocen a alguien con cáncer, o a alguien que ha sufrido o muerto de esta dura enfermedad. El cáncer, directa o indirectamente, nos está afectando a todos.

Por eso, los científicos del mundo, para poder combatirlo, por décadas han analizado las posibles casuales de su proliferación. Se habla del estrés de la vida moderna como una de sus causas principales; otra, la polución y, quizá la más importante, la alimentación.

Nuestros alimentos no son los alimentos naturales y frescos que consumieron nuestros antepasados. Ya no vienen de la granja casera, ni del mercado de la esquina, donde los agricultores locales llevaban sus productos frescos. Hoy nos llegan a la mesa productos altamente manipulados por la industria alimenticia mundial, desarrollada para alimentar millones de personas, en cualquier lugar del planeta, a bajo costo.

Así que, el pan del desayuno que usted se comió hoy, puede ser producido con harina de trigo o maíz transgénico, cultivado en USA, de una semilla seguramente desarrollada por Monsanto, la poderosa compañía especializada en ingeniería genética para la producción, entre otras cosas, de semillas y pesticidas.

Y el aceite de fritar los huevos, seguramente fue producido con soya o canola también genéticamente manipulada. Igual, la papaya, casi toda la que exporta Hawái es transgénica.

Hoy no comemos los huevos o la carne de la gallina alimentada con gusanos del jardín de la abuela, o con granos de maíz; o la carne de vaca, ternera o cordero alimentado con pastos frescos, o el pescado de la laguna, el río, o el mar impoluto. Hoy nos llegan a la mesa huevos y carne de gallinas enjauladas, a veces enceguecidas, para que no sepan si es día o noche y así produzcan más huevos; esos desgraciados animales son alimentados con concentrados producidos con cereales transgénicos; además, para engordarlos más rápido se les dan hormonas, y antibióticos para que no enfermen. Lo mismo sucede con el ganado, este es engordado, en muchos casos, con gallinácea (excrementos de gallina), ¡suena horrible… Pero así es. También se les dan antibióticos y hormonas, los cuales no solo se quedan en sus carnes, sino que también pasan a su leche y, luego naturalmente, a nosotros.

Los pescados de mares profundos, como el atún, contienen mercurio por la contaminación; también están contaminados con productos químicos muchos de los peces de lagos y ríos.

Las margarinas, esas "maravillosas" con sabor a mantequilla, son las peores grasas hidrogenadas, igual los helados industriales; ni qué decir de las galletas, jugos, enlatados, todos productos repletos de colorantes, sabores y preservativos artificiales. Lean las etiquetas de cualquier producto y ¡atérrense…

Esto es solo una pequeña muestra de los horrores que comemos, ¿Qué hacer? Quizá sembrar una huertita, criar gallinas… ¡No sé… Definitivamente, tratar de volver a lo natural. Eso están haciendo muchos. Es posible, con algo de imaginación y disciplina.

Interacción y participación

99
4.7

LO QUE COMEMOS

Calificación de los lectores de ElColombiano.com: LO QUE COMEMOS Link has been Rated 4.7 stars
Vote por este artículo

Comentarios de los lectores

- ¿Qué es ésto? Normas de uso -

Importante: Para comentar e interactuar con otros usuarios de elcolombiano.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de EL COLOMBIANO.

11 Comentarios - 1 de noviembre de 2014
  • AMVG Comentario realizado el 6/12/2013 6:43:48 PM

    Segunda parte: Definitivamente no somos los colombianos originales ni para inventarnos nuestros propios problemas, los importamos de Estados Unidos o Europa...seguro también son genéticamente modificados. Por último les digo a los lectores de este artículo, entretenido y bien escrito, pero falto de pertinencia y fundamento teórico-científico, que se pregunten un poco cómo es que resulta posible alimentar a un planeta con 7.091 millones de habitantes…será que los adelantos tecnológicos en el campo de las ciencias alimentarias tendrán algo que ver?

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • AMVG Comentario realizado el 6/12/2013 6:43:20 PM

    Este artículo parece sacado del New York Times o algún otro periódico norteamericano, o hasta de uno europeo. El artículo “importa” de los Estados Unidos el pánico sobre los alimentos que hoy es moda en ese país. Me parece que no es tanto así la realidad colombiana. La población rural de Colombia, casi un 26% no tiene acceso a la mayoría de los alimentos aquí descritos. Además, en Colombia cada año mueren 15.000 niños por enfermedades relacionadas con la desnutrición, y 500.000 padecen desnutrición crónica. A mí me cuesta creer que en un país en el que la gente todavía se muere de hambre, estemos para hablar de esos temas. No nos hagamos los gringos porque no sabemos que significan esos nombres raros que aparecen en la etiqueta de los productos que compramos en el supermercado de ciudad. Un colombiano ha visto el campo, o más aún trabajado en él, y sabe muy bien de dónde vienen los alimentos que come.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (0 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • alejouribeu123 Comentario realizado el 6/12/2013 12:00:52 PM

    no solo la alimentación, se podia ir a trabajar todo el dia sin un celular, o un radio donde se le dedicaba a la finca el 100% de tu capacidad laboral .

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (1 votos) - Votar en contra Votos en contra (0 votos)
  • martuja Comentario realizado el 6/12/2013 10:48:03 AM

    Comearepas tiene toda la razón. Hace diez años soy vegetariana y mi salud mejoró desde esa época. Visitaba los médicos por lo menos una vez al mes y desde el día en que dejé de comer carne mi salud y estado de ánimo han mejorado notablemente. Me siento con más energías y mi concentración mejoró notablemente. No olvidemos aquella expresión “Tu eres lo que comes”. Quienes comen carnes, no solamente están ingiriendo la carne, sino todas las hormonas del estrés liberadas a causa del temor de esos animales de morir violentamente. La Organización Mundial de la Salud dice que las dietas veganas proveen la cantidad ideal de proteínas suficiente para vivir bien.

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (2 votos) - Votar en contra Votos en contra (4 votos)
  • CHUSPAS Comentario realizado el 6/12/2013 10:04:50 AM

    comearepas: No crea usted que las frutas y verduras están exentas de plaguicidas y abonos artificiales para recoger cosechas más rápidamente y hacerlas crecer y madurar antes de tiempo. No esté tan seguro (a) de que es mejor ser vegetariano (a).

    Vote por este comentario: Votar a favor Votos a favor (4 votos) - Votar en contra Votos en contra (1 votos)

    El Colombiano - los más

    PauteFacil.com
    • Versiones Moviles
    • iphone
    • ipad
    • android
    • blackberry
    • windows-8
    • windows-phone

    Copyright © 2014 EL COLOMBIANO S.A. & CIA. S.C.A. Términos y condiciones | Política de privacidad y uso de información personal | Política de tratamiento de la información personal | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 890901352-3 | Dirección: Carrera 48 N° 30 Sur - 119, Envigado - Antioquia, Colombia | Conmutador: (57) (4) 3315252 | Bogotá: (57) (1) 4156764
    Fax: (57) (1) 4157508 | Línea de atención al cliente: (57) (4) 3393333


    • iab
    • pera
    Siga en tiempo real las principales noticias de Medellín, Bogotá, Cali, Pereira, Cartagena, Manizales, Barranquilla, Estados Unidos, España, México, Venezuela, Argentina, Chile, Perú, Canadá.