Bernavento: lo que se sabe de la implosión

  • El edificio, de 48 apartamentos, está desalojado desde 2016. En la piscina ya hay problemas de plagas, según los vecinos. FOTOS Esteban Vanegas
    El edificio, de 48 apartamentos, está desalojado desde 2016. En la piscina ya hay problemas de plagas, según los vecinos. FOTOS Esteban Vanegas
  • Grietas en muros del edificio, como esta, y una falla en una columna en Bernavento llevaron a que la Alcaldía desalojara dos edificios vecinos. FOTOS Esteban Vanegas
    Grietas en muros del edificio, como esta, y una falla en una columna en Bernavento llevaron a que la Alcaldía desalojara dos edificios vecinos. FOTOS Esteban Vanegas
Por Vanesa Restrepo | Publicado el 21 de abril de 2018
Infografía
Bernavento: lo que se sabe de la implosión

A las 9:00 de la mañana de ayer los propietarios de los 48 apartamentos del edificio Bernavento volvieron a reunirse. El alcalde de la ciudad, Federico Gutiérrez, los citó en su despacho para darles la noticia que muchos temían: los expertos concluyeron que el camino más seguro para todos es demoler el edificio.

La decisión, aclaró el mandatario local, fue tomada con base en los reportes de ingenieros expertos que conformaron la Comisión Técnica, delegada por el Comité Municipal de Gestión del Riesgo, así como de los consultores que asesoraron a los dueños de los apartamentos.

“Por el riesgo inminente de colapso he tomado la decisión de demoler el edificio Bernavento por medio de implosión (...) ya firmé el decreto declarando la calamidad”, dijo Gutiérrez.

Uno de los copropietarios le reveló a EL COLOMBIANO que la reunión tuvo un ambiente lúgubre, que varios de ellos lloraron y que muchos contaron los problemas económicos y cuadros de depresión que atraviesan desde 2016, cuando tuvieron que dejar sus hogares y sacar de su bolsillo $60 millones -cada uno- para repotenciar la estructura.

En la tarde la noticia llegó a oídos de los residentes del edificio Bernalejas -vecino de Bernavento y evacuado hace una semana-, quienes acudieron a una reunión con habitantes de las unidades Lomas del Viento, Torres de Aviñón 3, San Miguel y Torres de los Bernal, todas ubicadas en el mismo sector.

Camilo Zapata Wills, director del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres, Dagrd, dio la noticia de la demolición, que fue recibida con aplausos. Y también despejó, durante dos horas, las dudas de los ciudadanos afectados por el desalojo.

Lo que se sabe del desalojo

Gutiérrez y Zapata confirmaron, cada uno por su lado, que aún no hay una fecha definitiva para la demolición controlada de la estructura.

“Haber declarado la calamidad pública nos permite que el próximo lunes se contrate la implosión. Eso tiene período de tiempo mientras se acondiciona (...) a los (residentes) que salieron les dijimos que son dos meses, ojalá sea un tiempo menor, porque entendemos las necesidades de las familias”, indicó el mandatario de los medellinenses.

Zapata detalló que cuando se fije una fecha para la implosión, habrá un período de tiempo en el que las unidades vecinas serán desalojadas por seguridad, así como sucedió con Space, cuyos vecinos fueron evacuados únicamente el día de la implosión.

“A hoy (20 de abril) no tenemos reporte de que haya riesgo para otras unidades residenciales, más allá de las que ya fueron evacuadas”, dijo.

Juliana Pérez, abogada y arrendataria de uno de los apartamentos de Bernalejas, recogió las dudas de varios de sus vecinos y se las transmitió a las autoridades. En la reunión aseguró que la tragedia los unió y que hasta ahora “la gente está preocupada por el hecho de que va a haber una explosión -así sea controlada- al lado de sus casas-”.

Los representantes del Comité de Gestión del Riesgo le dijeron a los vecinos que se harán nuevas reuniones con los expertos de la empresa encargada de la demolición para aclarar el resto de dudas.

Lo que espera al lugar

Y aunque el edificio aún sigue en pie, la gente se mostró inquieta por el futuro del lote.

Libardo Bula, habitante de la unidad residencial Lomas del Viento, preguntó si el predio tenía ya un destino específico, pues entre los vecinos se rumora que se construirá una segunda parte del complejo geriátrico Hábitat.

José Nicolás Duque Ossa, secretario de Gestión y Control Territorial de Medellín, le dijo que hasta ahora el terreno era de los mismos dueños de los apartamentos y aclaró que allí se podrá construir en el futuro cualquier edificación que sea permitida por el Plan de Ordenamiento Territorial. “Lo que aquí falló fue la construcción, no el terreno. Ahí puede haber otro edificio si se construye bien (...) vamos a estar atentos a lo que sucede con los curadores y la suerte del lote”, indicó Duque.

Bernavento en silencio

Varios propietarios del edificio que será demolido se negaron a dar declaraciones públicas sobre su situación. Pero comentaron su descontento pues aseguran que hace tres años demandaron a la constructora y el proceso no ha prosperado.

Federico Gutiérrez dijo que aunque se trata de procesos entre privados (dueños, bancos y constructores), la Alcaldía hará acompañamiento y revisará cada uno de los casos. “No se puede jugar con los sueños de las familias que han puesto su patrimonio aquí. Les deben responder”, sentenció el mandatario.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES Reviven otros casos similares

Bernavento no es la primera urbanización con diseños estructurales de Jorge Aristizábal Ochoa en la que se detectan fallas, y que autoridades

ordenan evacuar. En El Poblado están Asensi y Continental Towers, de

las que los dueños de apartamentos piden que la Alcaldía tome la misma decisión: la implosión.

Elkin Hernández, afectado de Continental Towers, expresó: “La implosión de Bernavento permitirá develar que la tragedia de Space, cuatro años y medio después, sigue viva, intacta, sin ninguna reparación”.

las fallas que obligan a demoler el edificio

Bernavento consta de 20 niveles, dos de parqueaderos subterráneos, y unos 54 metros de altura. EL COLOMBIANO tuvo acceso al estudio de cálculos estructurales y patología de este edificio,

elaborado por la firma IngeConcreto en 2015, que afirma que las columnas principales de la estructura no cumplen con las normas de sismorresistencia. Según el documento, la estructura está cimentada en pilas de concreto con profundidades de 15 metros.

Es más, otro concepto emitido por la firma Vieco Ingeniería de Suelos -que hizo estudios de patología de la estructura en 2014- reportó que en construcciones similares de la zona, las profundidades habían sido mucho mayores: entre 25 y 30 metros, por el tipo de terreno.

“Se observan asentamientos excesivos de algunas fundaciones, que están alcanzando un estado de plastificación en el suelo o, en otras palabras, están en proceso de falla incipiente de la cimentación”, dijeron los ingenieros en su momento.

Los propietarios -según confirmaron varios de ellos a condición de anonimato- aprobaron una repotenciación de la estructura, pagada por ellos mismos, y solicitaron las licencias respectivas. Según la Alcaldía, la semana pasada una de las columnas falló, fue un daño irreversible que terminó con la orden de evacuación para los vecinos, por riesgo inminente de colapso.

¿quién responde por el patrimonio de afectados?

Los propietarios recibieron el edificio de manos de la firma Promotora San Felipe. Su gerente, Sergio Mejía, le dijo ayer a EL COLOMBIANO que “en cuanto a las profundidades de las pilas, San Felipe se ciñó a los diseños que fueron entregados por la firma Promotora Bernavento S.A.”. Esta empresa aparece en liquidación ante la Cámara

de Comercio de Medellín, y no figura con representantes legales. Mejía agregó que frente a las investigaciones y responsabilidades, Promotora San Felipe “se atiene a lo que las autoridades competentes investiguen en esta materia”,

y dijo que no tenía nada más para agregar. Cabe anotar que la empresa de Mejía también figura con matrícula mercantil cancelada y en proceso de liquidación. El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, le pidió a la Superintendencia de Sociedades que frene la liquidación de esas empresas para garantizar que se les pueda dar respuesta a los afectados. “Queremos que Supersociedades busque dónde tienen ellos su patrimonio, para que les respondan a las víctimas”, agregó.

Los cálculos estructurales de Bernavento fueron hechos por Jorge Aristizábal Ochoa, el mismo ingeniero del fallido edificio Space, y quien hoy tiene la matrícula profesional cancelada. Aristizábal fue condenado a 50 meses de prisión por el homicidio culposo de un residente de Space, pero su abogado apeló, así que espera en libertad la segunda instancia.

servicios públicos, predial y otras dudas

Los habitantes del edificio Bernalejas (situado al lado del afectado y que se evacuó la semana pasada) manifestaron su temor por el daño que puedan sufrir sus apartamentos al momento de la implosión. “Sabemos que esto es como un edificio Space, pero allá no había edificios tan cerca”, dijo Carlos Álvarez, vecino del sector. Camilo Zapata, director del Dagrd, le informó que la firma especializada Atila será la encargada del proceso y que dentro de sus obligaciones está la de generar la menor afectación posible a los vecinos y a la fauna. Aclaró que antes de la demolición se hará un acta de vecindad por cada apartamento, con el detalle de lo que contiene, para así poder responder en caso de que algo se dañe. Germán Orozco, gerente de Operaciones de EPM, les dijo a los vecinos que la empresa usará el decreto de calamidad, firmado por el alcalde, para cancelar contratos de los servicios públicos en Bernavento. “En Bernalejas vamos a hacer una suspensión temporal de la facturación mientras esté vigente la orden de evacuación”, agregó. Daniel Escobar, subsecretario de Hacienda, reveló que, por mandato del decreto 048 de 2015, se tiene prevista suspensión del cobro del impuesto predial a los propietarios desalojados que lo soliciten. “No es una suspensión automática, hay que radicar solicitud en taquillas de la Alcaldía”, aclaró.

Vanesa Restrepo

Periodista. Amo viajar, leer y hacer preguntas. Me dejo envolver por las historias.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

ANÁLISIS

“Una cadena de errores de públicos y privados”
MARTÍN ALONSO PÉREZ
Presidente de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros

“Lo primero que hay que aclarar es que este es un proyecto que viene, desde hace 10 años, evidenciando problemas de construcción y de diseño estructural. Nos está mostrando que se sigue presentando una cadena de errores, tanto en entidades públicas como privadas. Los controles para que los diseños estructurales...

Notas de la sección