Crisis de Hidroituango afecta 12 poblados indígenas

  • Los indígenas que viven en Cáceres, cerca del río Cauca, son que tienen mayor riesgo de inundación. FOTO DE ARCHIVO RÓBINSON SÁENZ
    Los indígenas que viven en Cáceres, cerca del río Cauca, son que tienen mayor riesgo de inundación. FOTO DE ARCHIVO RÓBINSON SÁENZ
Publicado el 21 de mayo de 2018

Dos comunidades evacuadas y diez más en alerta naranja son hasta ahora las afectaciones que deja la emergencia de la represa Hidroituango para los pueblos indígenas de la región.

La Organización Indígena de Antioquia (OIA) informó que la situación más crítica se presenta en el municipio de Cáceres, con dos asentamientos del pueblo Senú: Isla de la Dulzura y Puerto Santos.

Gustavo Vélez, consejero de la entidad, le contó a EL COLOMBIANO que ya salieron 45 familias de Isla de la Dulzura, las cuales se autoalbergaron en otra comunidad de El Guarumo, ubicada en la citada localidad.

Detrás de ellas van otros 40 núcleos familiares de Puerto Santos, que están en proceso de desplazamiento hacia el mismo lugar.

A la tensión que se padece en estos momentos, se suman las condiciones precarias que deben soportar en el sitio. Vélez explicó que la comunidad de El Guarumo es conformada por cerca de 130 lugareños, que están más seguros porque viven lejos de la ribera del Cauca, a hora y media del casco urbano de Cáceres.

No obstante, el arribo de los indígenas evacuados pone en riesgo la salubridad de las personas, pues no tienen acceso al agua potable ni servicios sanitarios, y la comida escasea para tantas bocas.

El consejero Vélez afirmó que hasta el momento no han enviado ayudas del Estado a El Guarumo, en parte porque este no es uno de los puntos de encuentro y albergue oficiales designados por las autoridades de socorro.

Otros se hospedaron temporalmente en una iglesia cercana, adonde tampoco les ha llegado auxilio alguno.

Mientras esta coyuntura se presenta con los residentes de Isla de la Dulzura y Puerto Santos, hay otras nueve comunidades en alerta naranja en el Bajo Cauca, según la OIA.

Se trata de indígenas Senú, ubicados entre Cáceres y Caucasia; y de los pueblos Embera Chamí y Embera Katío, que habitan entre Tarazá y Cáceres. Sumadas, son cerca de mil personas, que también tendrían que evacuar sus resguardos si se agrava el problema de la hidroeléctrica.

Llanedt Martínez, la gerente Indígena de Antioquia (una dependencia de la Administración Departamental), añadió que también se está alertando a la comunidad Soibadó del municipio de El Bagre, que vive cerca de la quebrada San Jorge. Son 92 personas (20 familias) que deben estar atentas a la evolución de la crisis.

Agregó que en Isla de la Dulzura todavía hay familias que no se quieren ir, por lo que están coordinando con la Guardia Indígena para que las convenza de evacuar.

Atención diferenciada

La gerente Martínez expresó que su despacho hizo un llamado al Dapard (Departamento Administrativo del Sistema para la Prevención, Atención y Recuperación de Desastres) y a Empresas Públicas de Medellín para que, en medio de la atención a la población afectada, le den un tratamiento diferenciado a los indígenas.

“Compartimos la preocupación de la población. Haremos un acompañamiento a estas personas para evitar mayores perjuicios. Hasta ahora los desplazamientos son preventivos, pero no podemos bajar la guardia”, exclamó Martínez.

Por su parte, Vélez dijo que “la OIA hace mucho rato ha manifestado que no está de acuerdo con la represa Pescadero Ituango, porque preveíamos que este tipo de fenómenos iban a pasar. Pedimos al Estado un máximo despliegue para los indígenas, porque están en un lugar que no se concibe como punto de encuentro, hay problemas de aguas y alojamiento, se necesita ayuda humanitaria”.

Contexto de la Noticia

Paréntesis culturas que merecen respeto

Las comunidades Senú, Embera Chamí, Embera Katío (Eyábida) y Soibadó, que están alerta por la crisis de Hidroituango, sobreviven de la agricultura, pesca, recolección de cultivos y cacería. Según la OIA, tienen su propio idioma, así como creencias espirituales relacionadas con la naturaleza. La medicina de plantas, a cargo del jaibaná (médico tradicional), forma parte de su desarrollo. Por estas características, entre otras, requieren una atención especial en esta emergencia.

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección