Un año del incendio de El Oasis en Moravia

  • Arriba: Héctor Mosquera, junto a su vivienda improvisada bajo el viaducto de Moravia. Abajo: La casa de Dalys Urango que sobrevivió al incendio. Aún reside en el sector. FOTOS Róbinson Sáenz
    Arriba: Héctor Mosquera, junto a su vivienda improvisada bajo el viaducto de Moravia. Abajo: La casa de Dalys Urango que sobrevivió al incendio. Aún reside en el sector. FOTOS Róbinson Sáenz
  • Un año del incendio de El Oasis en Moravia
Por Daniela Jiménez González | Publicado el 18 de agosto de 2018
Infografía
La vida en El Oasis, un año después del incendio
en definitiva

A un año del incendio que consumió el sector de El Oasis en Moravia, las familias manifiestan su preocupación por la terminación de los subsidios de arriendo temporal.

En un pequeño cubículo cerrado con tablas de madera, bajo el viaducto de Moravia, vive Héctor Mosquera desde hace un año, luego de que un incendio consumiera el techo, las puertas y ventanas de su vivienda en el sector de El Oasis, comuna 4, Nororiente de Medellín.

Junto a él, 1.252 personas lo perdieron todo en la emergencia, pero, aunque los demás se fueron, Héctor se quedó. Con el dedo señala una incompleta construcción de ladrillos que permanece frente al puente, entre la grama y los chamizos. Dice que esa era su casa, que la construyó con sacrificio y que por eso no se va.

“Me ofrecieron ayuda para pagar unos meses de arriendo. Yo fui para que me dieran la autorización y poder montar el techo de la casa. Estoy esperando que pase el año de subsidios y, si no me solucionan nada, busco la forma de entechar lo mío y meterme otra vez allá”, comenta.

Aquí me quedé

El día del incendio, la casa de Dalys Urango sobrevivió a las llamas que destrozaron el costado derecho de la vivienda y las máquina de coser, hilos y telas con las que trabajaba. Pero allí se quedó: reconstruyó las paredes de madera, el taller de confecciones e instaló, en la fachada de la casa, un cartel que reza: “No al arriendo temporal, sí a la vivienda definitiva”.

Cuenta que el sector es visitado frecuentemente por quienes antes eran sus vecinos y que ellos le han manifestado su preocupación por la terminación del subsidio de arrendamiento temporal.

“Gracias a Dios nos quedó el rancho y no tenemos la calamidad de que ya se nos va a acabar el subsidio. Los demás están en diferentes partes de la ciudad, no tienen cómo seguir pagando y consideran ese terreno como suyo”, cuenta.

Genny Alexandra Ocampo, subdirectora poblacional del Instituto Social de Vivienda y Hábitat de Medellín -Isvimed-, explica que la entidad recibió la remisión de las fichas de 343 hogares, los cuales fueron atendidos con un subsidio de arrendamiento temporal por un término de un año, con un costo de $716 millones.

Ocampo agrega que desde Isvimed se tiene previsto hacer la oferta de vivienda definitiva a la población que cumpla los requisitos. Esta oferta se hará bajo demanda libre, modalidad disponible para poblaciones que carecen de vivienda y no son ni reasentados ni desplazados.

En esta, precisó Isvimed, cada familia debe lograr el cierre financiero de la vivienda, lo que dependerá de las gestiones que se hagan a nivel departamental y nacional.

“Tuvimos algunas dificultades al inicio, puesto que no había suficiente oferta de vivienda en el sector que ellos buscaban, que era básicamente en donde se presentó el incendio. Pero se contó con el acompañamiento institucional hasta que la mayoría de ellos ingresaron al programa de arrendamiento temporal”, expresa la funcionaria.

La subdirectora aclara que el instituto ha llevado su oferta a todas las familias que fueron remitidas, pero que algunos hogares todavía permanecen en el territorio y deben ser evacuados por la autoridad competente. Estos hogares también podrían ingresar al proyecto de arrendamiento temporal, siempre y cuando cumplan con los requisitos.

¿Y las donaciones?

La Corporación Antioquia Presente fue el organismo no gubernamental encargado de recolectar ayudas para los damnificados del incendio.

Margarita Restrepo Cárdenas, directora de la corporación, indica que se recaudaron $355 millones, que incluyen aportes de la ciudadanía, de empresas y de tres eventos de beneficencia.

Restrepo indica que se realizaron reuniones con varios grupos de la comunidad, con el fin de preguntarles cómo querían invertir el dinero recaudado. A cada núcleo familiar le correspondió un apoyo económico de $900.000 que debía ser invertido en una de las cuatro líneas de inversión definidas en estos encuentros.

Se atendieron 320 de los 343 hogares afectados por el incendio y 23 familias no fueron beneficiadas debido a que, a la fecha del cierre del proyecto, no fue posible localizarlas o no realizaron los trámites.

Por la primera línea de inversión, que consistía en la dotación del hogar y electrodomésticos, fueron beneficiadas 167 familias, que recibieron lavadoras, neveras, estufas, microondas o camas.

Otras 110 familias decidieron invertir el dinero en proyectos productivos: 32 en el sector de alimentos, 16 en confección textil, 35 en ventas varias y 27 en servicios. Allí nacieron, por ejemplo, 15 peluquerías, tres ventas de buñuelos, dos de jugos, dos de arepas de chócolo, un punto de confección de ropa interior, una venta de zapatos y hasta un grupo vallenato.

Otras personas prefirieron, en cambio, apostarle a la educación: 10 apoyos económicos se destinaron para matrículas en instituciones de educación superior o cursos formativos.

En la última línea, la del ahorro programado en entidades bancarias para vivienda propia, fueron beneficiadas 24 familias. Los nueve núcleos familiares restantes aún están en proceso de optar por una de las líneas. La directora aclara que a nadie se le entregó el dinero directamente y que las familias contaron con el acompañamiento de un profesional que los asesoró en la elección y, si era el caso, en el montaje de sus negocios .

Contexto de la Noticia

Paréntesis alerta a la administración

Andrés Felipe Correa, coordinador del Observatorio de Reasentamiento y movimientos de Población de la Personería de Medellín , agrega que este ente hace un llamado a la institucionalidad para que estas familias tengan un acompañamiento en el que predomine la dignidad o las mejores condiciones de vida.

El concejal Jesús Aníbal Echeverri manifestó que la Alcaldía debe definir el destino del lote que corre el riesgo de convertirse de nuevo en un asentamiento. “Estamos en mora de transformar ese sector. La administración debe brindarles una ayuda a las familias que están a la deriva”, dijo.

Daniela Jiménez González

Periodista del Área Metro. Me interesa la memoria histórica, los temas culturales y los relatos que sean un punto de encuentro con la ciudad en la que vivo, las personas que la habitan y las historias que reservan.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección